Despliega el menú
Zaragoza

zaragoza

A la espera del veredicto por el crimen de los tirantes tras dos jornadas de deliberaciones del jurado

Desde el TSJA informan de que el veredicto podría leerse este viernes a las 10.30.

Rodrigo Lanza durante el juicio
Rodrigo Lanza durante el juicio
Guillermo Mestre

El jurado que tiene que decidir si Rodrigo Lanza, acusado de matar a Víctor Laínez, es culpable de un delito de asesinato o de un homicidio imprudente no alcanzó este jueves, por segundo día consecutivo, un veredicto. 

Poco antes de las 20.00, comunicó al magistrado-presidente del tribunal José Ruiz Ramo que no se habían puesto de acuerdo y necesitaban más tiempo para seguir debatiendo.

Así, por segunda noche los miembros del jurado fueron conducidos a un hotel cercano donde permanecen aislados e incomunicados, como marca la ley, hasta que logren un fallo. Según informó a última hora el Tribunal Superior de Justicia de Aragón, el veredicto podría leerse este viernes a las 10.30, hora a la que han sido citados los letrados de las partes, salvo que surgiera algún imprevisto.

El tribunal popular recibió el objeto del veredicto, compuesto por medio centenar de preguntas, sobre las 18.00 del miércoles, por lo que si a esa misma hora de hoy no han llegado a un dictamen ni han entregado el acta de la votación, el magistrado les convocará en una comparecencia, a la que asistirán todas las partes, para conocer sus dificultades y dudas.

Si considera que son subsanables y las pueden resolver, el juez puede prorrogar el tiempo de deliberación más allá de las 48 horas. En el caso de que permanezcan atascados o con votaciones en tablas y sin posibilidad de resolverse, el jurado será disuelto y se convocará otro juicio con un nuevo tribunal popular.

Según la ley, podría darse el caso de que si celebrado el nuevo juicio no se obtuviere un veredicto por parte del segundo jurado, el magistrado presidente procedería a disolver el Jurado y dictaría sentencia absolutoria.

Desde que se aprobó la figura del tribunal popular en 1995 en España, tan solo ha habido dos casos en Aragón en los que se ha tenido que repetir el juicio.

El primero fue en la Audiencia de Teruel, donde en 2011 se celebró por segunda vez la vista oral contra José Tomás Egea, acusado de dar muerte a su esposa, Pilar Mir, en Calanda en 2007. Su abogado, Enrique Trebolle, logró por dos veces una sentencia absolutoria, después de que el Tribunal Supremo ordenase que se repitiera por no estar debidamente motivado el primer fallo.

El segundo caso fue el del vecino de Ricla Francisco Canela Grima, juzgado por el homicidio del joven Robert Racolti de un disparo en la cabeza el 10 de enero de 2016 en Ricla. La primera vez fue condenado a cuatro años de cárcel y la segunda, a once. 

Etiquetas
Comentarios