Despliega el menú
Zaragoza

Heraldo Saludable

sanidad

El TSJA revoca la condena que impusieron a un psiquiatra por falsear historiales

El tribunal cree que el acusado, que fue condenado a dos años de prisión y otros dos de inhabilitación, no intentaba trastocar la realidad sino disminuir su responsabilidad en el expediente disciplinario

Un ciclista circula junto a la sede del Tribunal Superior de Justicia de Aragón, en el Coso Alto.
Un ciclista circula junto a la sede del Tribunal Superior de Justicia de Aragón, en el Coso Alto.
Guillermo Mestre

El Tribunal Superior de Justicia de Aragón (TSJA) acaba de revocar la sentencia por la que el psiquiatra Alfonso P. P. fue condenado a dos años de prisión e inhabilitado para el ejercicio de su profesión por el mismo periodo por falsear historiales clínicos de pacientes. La Fiscalía nunca apreció delito en la conducta del facultativo, pero el Servicio Aragonés de la Salud (Salud) lo sentó en el banquillo por un presunto delito de falsedad en documento oficial por el que pidió una pena de tres años de cárcel.

No conforme con la condena impuesta en mayo al médico por la Sección Tercera de la Audiencia Provincial de Zaragoza, tanto el ministerio público como su propio abogado, Juan Pablo Roy Ramos, recurrieron el fallo ante el TSJA. Al estimar ahora parte de sus argumentos e invalidar la pena, el tribunal no avala el comportamiento del galeno, quien alegando que los historiales de sus pacientes se habían borrado de su ordenador decidió reconstruirlos de forma burda usando folios en blanco y no papel oficial. Lo que vienen a decir los magistrados es que, por reprochable que fuera la actitud del psiquiatra desde el punto de vista administrativo, esta «carece de dolo y no puede ser constitutiva del delito por el que fue sentenciado».

Cabe recordar que el encausado perteneció a la plantilla del Salud hasta 2017, cuando fue apartado del servicio a las puertas de la jubilación por perder las historias clínicas de los alrededor de 40 pacientes que trataba en el hospital psiquiátrico Nuestra Señora del Pilar -ubicado en el Parque de Las Delicias de Zaragoza- y sustituirlas por documentos que sus sustitutos nunca utilizaron.

«No era su intención trastocar la realidad de los historiales clínicos, sino tal vez disminuir su responsabilidad en el expediente disciplinario que se le había abierto», dice en su sentencia del TSJA. «Las hojas en blanco –que confeccionó el acusado– nunca fueron incorporadas a las historias clínicas, pues tales hojas en blanco y sin membrete oficial resultaron irrelevantes para configurar los historiales clínicos de los pacientes», añade.

Según el informe del Salud, los doctores que relevaron Alfonso P. P. tuvieron dificultades para tratar a los enfermos, ya que las notas del encausado eran imprecisas y contenían errores de medicación.

Investigado por no cumplir la jornada y presunta mala práxis

El Salud denunció por la vía penal al psiquiatra Alfonso P. P. a raíz de un expediente disciplinario que se inició por un supuesto incumplimiento de la jornada laboral y por presunta mala praxis en la prescripción de medicamentos. Al iniciarse las acciones penales, este expediente administrativo se paralizó y está a la espera de lo que finalmente digan los tribunales. Así, si el Salud no recurre la sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Aragón ante el Supremo, la absolución será firme y la DGA podrá retomar el expediente disciplinario y sancionar al galeno.

Durante su declaración en el juicio, el pasado mes de mayo, el acusado aseguró que el inspector del Salud faltaba a la verdad en sus conclusiones. En el caso concreto de la prescripción de fármacos, Alfonso P. P. dijo que recetaba a sus pacientes lo mismo que habría dado a sus seres queridos y que al salir algo más caro eso no gustaba al Salud. Sin embargo, la directora del hospital psiquiátrico Nuestra Señora del Pilar, donde trabajaba el facultativo, negó tajantemente que esa fuera la razón.

Etiquetas
Comentarios