Despliega el menú
Zaragoza

barrios de zaragoza

El certamen de cuentos del Actur aspira a recibir las historias de cerca de 300 escolares

La temática del concurso vuelve a ser libre, pero se establece un premio especial para la obra que fomente prácticas ecológicas. 

Gala de entrega de premios 2018 del certamente de cuentos del Actur.
Gala de entrega de premios 2018 del certamen de cuentos del Actur.
Heraldo.es

Un año más, y ya van 17, la Asociación de Cultura y Festejos Actur organiza el certamen de cuentos Actur-Rey Fernando, una cita literaria consolidada en el conjunto del distrito y en la que cada edición participan entre 300 y 450 niños.

El colectivo acaba de presentar las bases del concurso, que están siendo difundidas entre colegios e institutos de la zona, aunque los escolares de otros centros de la ciudad también pueden participar. El plazo para presentar los cuentos, cuya temática vuelve a ser libre, finaliza el próximo 21 de noviembre. Como en años anteriores se establecen dos categorías: una para alumnos desde primero hasta cuarto de primaria, y otra para estudiantes de quinto de primaria hasta segundo de la ESO.

El concurso, que el año que viene alcanzará su mayoría de edad, se ha convertido en una cita obligatoria para muchos centros escolares de los barrios del Actur y de Parque Goya. Tanto es así que algunos lo han adoptado como una actividad de aula. Es el caso del colegio Cortes de Aragón, que la pasada edición ganó el premio a la mayor participación. “Prácticamente participa todo su alumnado. Incluso utilizan el libro de cuentos que editamos cada año para trabajar sobre él en clase”, comenta Ismael García, presidente de la asociación que organiza el concurso.

Durante los primeros años, era el colegio Hermanos Max el que más despuntaba, aunque el concertado Cristo Rey de Parque Goya es otro de los más activos. Les siguen muy de cerca el CEIP Río Ebro, el José Antonio Labordeta, el Josefa Amar y Borbón, Zalfonada, Parque Goya y los IES Tiempos Modernos y Miguel de Molinos. De hecho, García cree que uno de los motivos por los que el certamen se ha mantenido vivo durante tanto tiempo ha sido la alta participación de colegios e institutos.

El año pasado, el certamen consiguió reunir un total de 278 cuentos: 122 correspondían a la categoría de los más pequeños y 156 a la de los más mayores. Este año aspiran a superar o al menos igualar las cifras de 2018, sin olvidar que hace unas cuantas ediciones consiguieron movilizar a casi medio millar de escolares.

Además, según García, el concurso cumple también con una función social por varias razones. En primer lugar, porque se establece un premio especial para el cuento que promueva prácticas ecológicas, de esta manera “se fomenta el respeto al medioambiente desde edades tempranas”. En segundo lugar, porque sirve para motivar a los estudiantes y aumentar su confianza. “Hace unos años un profesor nos dijo que un alumno suyo había recibido un segundo premio y que se alegraba mucho por él, porque no estaba pasando por una buena racha y esto le sirvió como estímulo.

Las fiestas del barrio como punto de partida

La Asociación de Cultura y Festejos Actur, de la que forman parte otras entidades como la Asociación de Vecinos Actur-Rey Fernando y la Asociación de Mujeres Actur Boira, se encargaba, hace unos años, de organizar las fiestas del barrio. Estas celebraciones fueron, precisamente, el punto de partida del certamen literario. “Convocábamos un concurso de carteles anunciadores. Vimos que participaban muchos niños y, a raíz de eso, pusimos en marcha el de cuentos”, comenta García.

Una de las grandes motivaciones de los niños a la hora de participar es, además del premio –que suele consistir en un lote de libros o material didáctico-, ver publicados en un libro sus propios relatos. “Muchas veces les hace más ilusión ver sus cuentos editados que los premios”, aseguran desde la organización.

Estos libros reúnen los veinte mejores relatos de cada una de las categorías, y se reparten en la ceremonia de entrega de los premios. El día y la hora de la gala, que todos los años cuenta con la actuación de un grupo de animación infantil, todavía está por confirmar, aunque será comunicada a los participantes una vez que depositen sus cuentos. “Se realiza en el pabellón pequeño del Siglo XXI. Al principio la hacíamos en el centro cívico Río Ebro, pero acabó resultando un espacio insuficiente”, apunta García.

Requisitos para participar

Tal y como figura en las bases del certamen, solo se aceptará un cuento por persona. Este tiene que tener una extensión no superior a 4 páginas escritas a doble espacio, y se debe presentar, preferiblemente, en formato digital. Han de enviarse dos documentos de Word; uno con el nombre del cuento y el texto y otro con los datos personales del autor.

De forma excepcional, los organizadores también aceptarán trabajos en papel. Estos se deben hacer llegar a la asociación a través de su correo electrónico (asociacionculturaactur@gmail.com) o de forma presencial, en la sede ubicada en la calle calle Ildefonso Manuel Gil, 6.

Etiquetas
Comentarios