Despliega el menú
Zaragoza

zaragoza

“Sigue habiendo altercados en el Rollo, pero muchos menos de los que había hace unos años”

La Asociación de Vecinos La Huerva celebra que las peleas y el ruido hayan disminuido en la zona, aunque reconocen que no hay que relajarse. Ahora, su lucha se centra en erradicar pintadas y grafitis de sus fachadas.

Zona del Rollo.
Zona del Rollo.
Heraldo

La particular cruzada de los vecinos del Rollo contra las pintadas callejeras no cesa. Ya son 45 las comunidades de la zona que han contratado los servicios de la empresa de inserción Mapiser, que se encarga de eliminar las firmas en pocas horas para evitar que los vándalos las vuelvan a hacer.

Esta concienzuda labor comenzó en mayo de 2018. El último domingo del mes, la asociación movilizó a unos cuantos vecinos del barrio para llevar a cabo una pintada colectiva de fachadas e inmuebles para devolverles su aspecto original. Desde entonces, y tras centenares de intervenciones por parte de la empresa de limpieza, la zona luce un aspecto que nada tiene que ver con el de hace unos años. “El balance es positivo, con muchísimo esfuerzo y mucha dedicación. Llama poderosamente la atención pasear por Maestro Marquina, que es una calle de unos 120 metros, y apenas encontrar un garabato, si lo comparamos con como está la ciudad en general”, considera Carlos Monge, presidente de la asociación.

Monge ha abanderado desde el principio esta lucha contra los grafitis, aunque eso significara en muchas ocasiones invertir parte de su tiempo libre y echar horas fuera de la jornada laboral. “El éxito es indudable. Apenas quedarán unas 15 o 18 comunidades más para hacer pleno, pero estas se han mostrado más reacias”, lamenta.

Además de las reticencias de estos últimos inmuebles y comercios, el colectivo vecinal tiene que hacer frente a la insistencia de quienes, semana tras semana, se divierten rotulador o espray en mano. A pesar de que muchos desisten al ver que sus ‘obras’ desaparecen a las pocas horas de haber sido hechas, otros no tiran la toalla tan fácilmente. “Cada fin de semana nos levantamos con diez o doce pintadas nuevas. Lo bueno es que el 90% de las que estamos sufriendo las hacen en comunidades que tienen contratado el servicio de Mapiser, con lo cual, el lunes o el martes como tarde ya han desaparecido”, explica Monge.

Pintadas en la zona del Rollo.
Pintadas en la zona del Rollo.
Heraldo

Quienes realizan este tipo de pintadas se enfrentan a sanciones económicas que van desde los 50 a los 1.500 euros, en función del tipo de pintada y del lugar en el que se haya hecho. Por ejemplo, si se trata de un Bien de Interés Cultural, la multa oscila entre los 750 a los 1.500 euros. Además, la policía puede exigir al autor que sea él mismo el que limpie lo que ha ensuciado.

Otra de las cuestiones que preocupaba a los vecinos hace unos años era la de las peleas y los altercados a las puertas de los bares. Ahora, según Monge, la situación se ha pacificado bastante. “Siguen produciéndose, pero son muchos menos de los que había hace un tiempo. No hay ni punto de comparación, pero no podemos relajarnos”, añade.

Y es que, gracias al aumento de la presencia policial en la zona y al trabajo conjunto del colectivo con el Ayuntamiento de Zaragoza, han conseguido que los establecimientos que no cumplían con la normativa echaran la persiana. “Cerramos siete locales conflictivos. Algunos los hemos clausurado dos veces, y otros hasta tres, y eso se tiene que notar”, apuntan desde la asociación.

Ahora, según Monge, solo permanecen abiertos los establecimientos que “cumplen rigurosamente” con las licencias, el aforo y los horarios.

Una nueva era para el colectivo

Una vez erradicado el botellón, propiciado por un bar que vendía bebidas para consumir en la vía pública, y con el asunto de las pintadas encaminado, la asociación ha decidido poner en marcha una nueva faceta. “Por primera vez, en los 27 años de vida que tiene la asociación, estamos iniciando una vertiente más cultural”, apunta Monge.

El primero de esos actos se celebra este mismo jueves y contará con un invitado de lujo. El escritor aragonés Luis Zueco dará una charla sobre castillos de Aragón en el salón de actos de la parroquia de Nuestra Señora del Perpetuo Socorro, a las 19.30.

Etiquetas
Comentarios