Despliega el menú
Zaragoza

Ayuntamiento de Zaragoza

PP-Cs descarta el contrato de la cabalgata de Reyes que tramitó ZEC por "irregular"

Decide cambiar de compañía porque el anterior gobierno adjudicó el desfile a K de Calle a siete días de la investidura del nuevo alcalde y sin informe de Intervención.

Imagen de un momento de la cabalgata de Reyes del año pasado.
Imagen de un momento de la cabalgata de Reyes de enero de este año.
Raquel Labodía

El gobierno PP-Cs acaba de desistir del contrato que se firmó en la etapa de ZEC para la cabalgata de Reyes del 5 de enero de 2020 tras detectar que no se siguieron todos los trámites necesarios, como un proceso de fiscalización previa por parte de la Intervención. Por este motivo, abrió en octubre un nuevo proceso de selección que ha acabado con el cambio de adjudicataria.

La compañía que recibió el encargo fue K de Calle, que tenía previsto percibir 22.190 euros por la dirección artística. Según fuentes del gobierno, el contrato se suscribió el 7 de junio, solo una semana antes de que se produjera el cambio de gobierno y sin el dictamen de idoneidad preceptivo, que firmó el 12 de junio el anterior director general, Saúl Esclarín. En un informe firmado el 17 de octubre, el interventor considera que esta contratación, además de no contar con fiscalización previa, "excede del ámbito de la administración ordinaria" que corresponde a un gobierno en funciones.

Tras conocer lo ocurrido, el gobierno municipal empezó a tramitar la renuncia del contrato anterior y abrió un nuevo procedimiento de selección de la compañía para la cabalgata. Además de contar con la propuesta de K de Calle, se invitó a Caleidoscopio Teatro, que declinó presentar una oferta, a Traza Cultura, que alegó falta de tiempo, y a Hacedor de Proyectos. Todo quedó entre Hacedor de Proyectos y K de Calle.

El Ayuntamiento ha optado por la primera compañía "por cuestiones artísticas y económicas". Según fuentes del gobierno municipal, la cabalgata de K de Calle costaba 205.000 euros y la de Hacedor de Proyectos, 182.000. Añadieron desde el Consistorio que la adjudicataria contará con compañías aragonesas y estudiantes de teatro. El informe de Intervención, insistieron, fue favorable.

El pasado 31 de octubre, la vicealcaldesa y concejal de Cultura, Sara Fernández, se dirigió por carta a los responsables de K de Calle para informarles de que iba a quedar sin efecto el contrato suscrito el 7 de junio. Los argumentos que aporta la responsable municipal son los de Intervención: que no hubo fiscalización previa y que este contrato "no podía incardinarse" en la administración ordinaria, la única que puede asumir un gobierno en funciones.

Además de informar a los responsables de K de Calle de que se había abierto un proceso de selección de compañía para la cabalgata, Sara Fernández informó de su voluntad de "desistir" del contrato y ordenó cesar toda actividad que se estuviera desarrollando. Por otro lado, abrió un plazo de tres días hábiles para que K de Calle comunicase los gastos en los que hubiera incurrido y que facilitase las facturas, con el objetivo de abonarlas. El grupo K de Calle ha convocado para este miércoles una rueda de prensa en la tiene previsto informar de "las irregularidades cometidas por la sociedad Zaragoza Cultural en la adjudicación de la cabalgata de Reyes".

Fernández lo negó. “Por parte del equipo de gobierno anterior sí que ha habido irregularidades. Por la nuestra, no”, declaró. La viceacaldesa afirmó que su gestión cuenta con los informes favorables de Intervención y expresó su malestar por el hecho de que ZEC cerrara el contrato "sabiendo que no iba a gobernar".

“Es curioso cuando menos que ZEC no hubiera sacado a concurso el pliego para la estructura de la Ofrenda y dejara cerrado el contrato para la cabalgata de Reyes”, lamentó. Este miércoles está previsto resolver el contrato con K de Calle y firmar el nuevo con Hacedor de Proyectos. "Se adapta más a la navidad que queremos. Y hacemos lo que se nos aconseja por parte de los servicios técnicos y jurídicos", añadió.

Fernando Rivarés, portavoz de Podemos-Equo y antecesor de Sara Fernández en el cargo, explicó que firmó el contrato cuando se lo trajeron del departamento correspondiente. “Luego Intervención dijo que no eran fechas. Cero problema”, declaró. No obstante, dijo que si el gobierno actual quería “cambiar de modelo de cabalgata y recortar costes” no debería haber esperado hasta ahora. 

"Debería prevalecer el trabajo de 12 compañías locales prestigiosas en toda España y que llevan en el proyecto desde junio porque estas cosas no se improvisan. Es tan simple como rehacer el contrato firmado en funciones y esperar al año que viene y no dejar tiradas a 12 compañías. Del 15 de junio al 16 de octubre tuvieron tiempo de tomar decisiones. Una excusa tan ridícula solo obedece a la ridícula incapacidad de la consejería", declaró.

Etiquetas
Comentarios