Despliega el menú
Zaragoza

educación

De la Escuela Normal de Maestros a la Facultad de Educación, los 175 años de Magisterio en Zaragoza

Los cambios de edificio, las modificaciones de académicas y una precariedad todavía existente han marcado la historia de la docencia en la capital aragonesa.  

La Facultad de Educación celebra su 175 aniversario.
La Facultad de Educación celebra su 175 aniversario.
F. Jiménez

La titulación de Magisterio sigue sumando años y experiencias, hasta alcanzar en este 2019, los 175 años de historia en la capital aragonesa. Los ha celebrado este miércoles con una sesión conmemorativa en el Salón de Actos de la Facultad de Educación, cuya construcción forma parte de los hitos logrados a lo largo de esta larga trayectoria. 

Un centro en el que la "precariedad" ha sido una constante a lo largo de casi toda su historia. "Hemos estado en, al menos, siete espacios diferentes: inmuebles prestados, compartidos... No fue hasta 2014 cuando tuvimos nuestro propio edificio", recordó Julio Latorre, decano de la Facultad de Educación; lo que para él supone un "reconocimiento" a la labor desarrollada por el profesorado. 

En el acto también estuvo presente Carmen Fernández, presidenta de la Conferencia de Decanos de Educación. Durante su intervención destacó la necesidad de regular el acceso a la profesión docente: trámites, plazas, mejora de la formación inicial... Y también hizo énfasis en la convocatoria de oposiciones.

Felipe Faci, consejero de Educación del Gobierno de Aragón, destacó su compromiso para seguir cooperando con la Universidad, tanto para la ejecución de prácticas universitarias en colegios e institutos de Aragón como en la apuesta por la innovación. El vicerrector de Profesorado de la Universidad de Zaragoza, Julio Latorre, lamentó el envejecimiento de la plantilla y su temporalidad. Por ello, destacó la apuesta por convocar el mayor número posible de vacantes.

175 años de historia

En 1844 se instauró la Escuela Normal Superior de Maestros, que "nació como seminario y estaba financiada por la Diputación de Zaragoza y el Ayuntamiento", recuerda Enrique García, exdecano de la Facultad de Educación. Su primer emplazamiento fue en la calle de la Salud, 149; lo que hoy en día es la calle Santa Isabel. Allí estuvieron durante tres años hasta que se trasladaron a la calle San Andrés, pagando un alquiler de 7.700 reales anuales. 

En aquel momento, solo los hombres podían formarse como docentes y no fue hasta 1856 cuando la mujer se incorporó a este puesto de trabajo; pero durante muchos años, su formación se desarrolló por separado. Solo entre 1931 y 1936, en la II República, hombres y mujeres se formaban en las mismas aulas. Un método de trabajo que volvió a instaurarse en 1967. "Aunque tenían el mismo plan de estudios, las prácticas las hacían por separado", recuerda García. 

La edad para acceder a la titulación de Magisterio también se ha ido modificando a lo largo de los años. En algunas épocas se exigía haber cursado el Bachillerato, pero en otras esto no era necesario y los docentes empezaban su formación académica con 14 años. A los 17 ya eran profesores. Con ritmos similares, los planes de estudios fueron sufriendo cambios significativos: "Ha sido un comportamiento pendular, hay momentos en los que era una formación más generalista, donde lo importante era formarse como docente, y otros en los que se apostaba más por la especialización". 

Las especialidades comenzaron a impartirse en los años 70, cuando la escuela cambió de nombre: Escuela Universitaria de Profesorado de EGB. En 1977 se pusieron en marcha las especialidades de Preescolar (ahora conocido como Infantil) y Educación Especial. Unos diez años después, en los años 90, se impulsó la de Educación Física. Seguidamente llegaron el resto de especialidades docentes, que desde la puesta en marcha de los grados han pasado a ser menciones, es decir, se les dedica un cuatrimestre dentro del grado de Magisterio en Educación Primaria. 

Amparo Poch, Carmen Rius, Santiago Hernández, Lázaro Carreter o Benjamín Jarnes son algunos de los alumnos más ilustres que se han formado en las aulas de Magisterio en Zaragoza. Poch comenzó sus estudios de Magisterio para, a mitad de formación, pasarse a Medicina. "Posteriormente terminó la carrera de Magisterio", puntualiza el exdecano de Educación y también comisario de la exposición que se ha organizado con motivo del 175 aniversario de esta titulación. Tal y como recuerda, en aquella época, la carrera de Magisterio era uno de los pocos accesos de la mujer al mundo académico. "Muchas la utilizaron como Poch o Rius para después poder formarse en aquello que les motivaba. En estos casos concretos, la Medicina y la Física", explica. 

Retos de futuro

Tras 175 años de historia, la titulación de Magisterio goza de muy buena salud. En el actual curso académico, el grado de Magisterio en Educación Primaria ha llenado todas las vacantes y, además, la exigencia a lo hora de acceder sigue en aumento: la nota de corte de julio se situó en un 9, un punto más que hace cinco años. El 80% del alumnado son mujeres y cada año se contabilizan más de 200 egresados. La situación de Magisterio en Educación Infantil es similar: llena todas sus plazas y cada año se titulan unos 125 estudiantes. 

Enrique García se muestra optimista de cara al futuro y subraya que finalmente se está haciendo caso a la Conferencia de Decanos, cuya presidenta es Carmen Fernández (Universidad de Santiago de Compostela) y donde también participa Julio Latorre, actual decano de la Universidad de Zaragoza. También destaca que tanto la formación inicial como la permanente se están adaptando a los nuevos tiempos, a lo que contribuye la coordinación entre la Facultad y el departamento de Educación. 

"La flexibilidad y apostar por metodologías más innovadoras" son otros de los retos de futuro, que ya se están llevando a cabo por algunos docentes. Por el contrario, critica la elevada precariedad en la profesión; una cuestión que todavía no se ha subsanado. Mejoras y cuestiones que mantener para que esta titulación cumpla otros 175 años más. 

Etiquetas
Comentarios