Despliega el menú
Zaragoza

zaragoza

El Ayuntamiento plantará 3.000 árboles al año para acabar con los alcorques vacíos

El próximo presupuesto contará con alrededor de 300.000 euros destinados al nuevo Plan Director del Bosque Urbano. Además, ya se han revisado 7.000 de los 14.000 árboles con más riesgo de caída.

Los alcorques vacíos se reparten por todos los distritos de Zaragoza. Los ejemplos corresponden a distintas calles de Las Delicias como Vía Universitas, avenida de Madrid y Duquesa Villahermosa.
Uno de los alcorques vacíos que se pueden ver en las calles de Zaragoza.
Enrique Navarro

El Ayuntamiento de Zaragoza plantará unos 3.000 árboles al año hasta repoblar los 7.000 alcorques vacíos que hay ahora en la ciudad. Así lo ha anunciado la mañana de este martes la concejal de Servicios Públicos, Natalia Chueca, durante la presentación del nuevo Plan Director del Bosque Urbano, que se licitará próximamente y que contará con un presupuesto de unos 300.000 euros. 

Tras una reunión con los representantes del Servicio de Parques y Jardines, que se llamará a partir de ahora Servicio de Infraestructuras Verdes, ha avanzado además el balance del plan extraordinario de poda puesto en marcha este verano y que ha permitido actuar en la mitad de los árboles que se encontraban en situación de alto riesgo. De estos, se han podado 2.467 y se han talado 780 que estaban secos o presentaban un alto porcentaje de copas secas. Se han inspeccionado ya unos 7.000 árboles y en lo que queda de año se prevé revisar, en total, algo más de 14.000. Además, Chueca ha aprovechado para presentar al responsable del servicio, Francisco Bergua, incorporado recientemente al Consistorio zaragozano. 

La concejal afirmó, asimismo, que este área estaba "infradotada" desde 2013 y que el gobierno de ZEC, "lejos de solucionarlo", se dedicó a "limitar los gastos" y a llevar a cabo "una cruzada personal" contra la compañía que tenía la contrata, lo que derivó en "una situación de riesgo que teníamos que solucionar". Por ello, para hacer frente a "un problema de seguridad ciudadana" se ha realizado a lo largo de estos meses un diagnóstico del servicio de Parques y Jardines y, como parte del plan de poda, se ha evaluado el nivel de riesgo y la probabilidad de accidente de los distintos árboles estableciendo medidas correctoras para su control. 

El nuevo plan, ha explicado la responsable de Servicios Públicos, irá más allá de la seguridad y el embellecimiento, ya que "queremos trabajar para mejorar la calidad de vida y la salud de los ciudadanos y para hacer frente al cambio climático con criterios de sostenibilidad" valiéndose de un nuevo enfoque "más global y más pensado para las personas". "Queremos que haya un antes y un después y que se note un cambio en el bosque urbano de la ciudad", ha indicado Chueca. 

La plantación de nuevos árboles, a parte de la función paisajística y ornamental, "juega un papel decisivo en la mejora del medio ambiente", ya que, aseguran en el Consistorio, influye en la calidad del aire, reduce la contaminación atmosférica y contribuye a reducir la llamada isla de calor.  Así, el gobierno PP-Cs se ha puesto como meta "reforzar la estructura verde con una visión innovadora y que haga de Zaragoza un referente nacional". 

La capital aragonesa cuenta actualmente con un gran bosque urbano de 7.500.000 metros cuadrados formado por 165.199 árboles, lo que supone un ratio de 23 árboles por cada 100 habitantes. De estos, 121.247 forman parte del viario urbano y 43.952 se encuentran en los parques. 

Etiquetas
Comentarios