Despliega el menú
Zaragoza

prisiones

La galería de delincuentes peligrosos en Zuera ronda los 50

En este centro penitenciario hay diez etarras, cinco islamistas y otros presos como el presunto asesino de Pedrola. 

Francisco Múgica
Francisco Múgica
H.A.

De los 1.300 presos de la cárcel de Zuera, unos 50 son delincuentes peligrosos e integran el Fichero de Interior de Especial Seguimiento (FIES).  Entre ellos figuran diez miembros de ETA, entre los que destaca el jefe militar de la banda terrorista, Francisco Múgica Garmendia, alias Pakito, que lleva diez años en el centro penitenciario y que está previsto que salga libre en 2026. Es uno de los pocos que hace cada viernes una protesta contra la dispersión de etarras en el resto de España y huelga de hambre, que luego suele superar con alimentos del economato.

"Los etarras se han convertido en invisibles ahora, en el módulo 7 y 1, en comparación con lo que hemos visto en Zuera con sus familias cuando venían a visitarlos, y la presión que sentíamos los funcionarios", señalaron fuentes penitenciarias. Varios etarras se apuntan a los cursos de atletismo o al gimnasio, y la mayoría acuden al aula de informática, donde cursan estudios a distancia de la Universidad del País Vasco como Periodismo, Ciencias Políticas y Sociología. "Pakito sigue siendo el líder y los demás se acercan a él cuando salen al patio", puntualizan.

Además de los diez etarras, Zuera acoge a cinco presos islamistas, cuyo líder es Mohamed el Gharbi, a quien la Guardia Civil descubrió documentos comprometedores en su celda en un registro ordenado por la Audiencia Nacional. Lo detuvieron por captar terroristas. "Es el sumo sacerdote del que todos quieren estar cerca en el módulo de aislamiento", agregaron las mismas fuentes. Además, hay un exmiembro del GAL, Daniel Fernández Aceña, que fue condenado a cuatro años por yihadismo en 2018. La sentencia destacó su peligrosidad tras manifestar su intención de inmolarse.

Entre los FIES de características especiales se encuentra el presunto asesino de un ingeniero vasco en Pedrola, el magrebí Mohamed Achraf Darai, que está en el módulo 7. En este mismo lugar se encuentra el acusado del crimen de los tirantes, Rodrigo Lanza Huidobro, cuyo juicio empieza mañana. Lanza ha pasado casi dos años en el módulo de aislamiento, como Igor el Ruso, hasta su salida hace un mes.

Entre los delincuentes de máximo peligro también se encuentra el mafioso serbio Vladimir Milisavlejic, que está acusado de haber asesinado al primer ministro serbio Zoran Djindjic en 2003. Fue detenido en 2012 en Valencia con otros dos integrantes del ‘clan de Zemun’, formado por antiguos paramilitares con decenas de crímenes a sus espaldas.

Etiquetas
Comentarios