Despliega el menú
Zaragoza

La "maravilla" de volar sin escalas

Los primeros viajeros del enlace con Las Palmas aseguran que el trayecto se hace "corto" y al fin no tienen que pasar por el aeropuerto de Barajas para viajar al norte.

Aterriza el primer vuelo que conecta Zaragoza y Gran Canaria
Aterriza el primer vuelo que conecta Zaragoza y Gran Canaria
TONI GALAN

El avión CRJ-1000 de Binter tomó tierra a las seis de la tarde y, como es tradición, fue recibido con el tradicional arco de agua que hacen los Bomberos del aeropuerto a las compañías que se estrenan en el aeropuerto de Zaragoza. En la terminal esperaban los viajeros endulzados con una tarta de Aena para embarcar rumbo a Las Palmas, un destino que solo tuvo un vuelo estacional durante los meses de la Expo 2008, como recordaba el zaragozano José Luis Buñuales, residente en la isla desde hace catorce años y para el que poder volar a la capital aragonesa a ver a la familia sin hacer escala en Madrid o Barcelona es "una maravilla".

Como destacaron otros viajeros recurrentes, el trayecto se reduce a tres horas cuando hasta ahora tenían que emplear "un mínimo de doce horas". "Es fantástico en tiempo, dinero, molestias y seguridad", apuntaron el zaragozano Antonio y su mujer tinerfeña Rosy, que ahora tendrán dos enlaces a su disposición para volar a casa. "Más conexiones supone que estemos menos aislados", añadieron.

El encargado de cortar la tarta, de tres pisos y con el avión de Binter coronando el dulce, fue el director del aeropuerto, Marcos Díaz, quien justificó la elección del nuevo destino en los estudios de mercado que hizo Aena junto a la DGA de posibles "rutas interesantes" y potencial para viajes turísticos y de negocios. "La ruta une una tierra tan maravillosa como es Zaragoza y todo el valle del Ebro con el archipiélago canario", opinó.

Un ejemplo de ello fue un grupo de amigas canarias, que llegaron con la intención de visitar el Alto Aragón. "El vuelo y la atención han sido fantásticos. Estamos contentísimas de poder hacer un viaje directo a Zaragoza", apuntó Inma Orihuela.

Díaz se mostró convencido de las posibilidades de atraer visitantes que se veían obligados a hacer sus "escapadas" a a la Península a través de los aeropuerto de Madrid o Barcelona. En lo que se mostró muy cauto fue a la hora de hacer previsiones sobre el incremento de viajeros con las cinco nuevas rutas anunciadas, que irán en función de la ocupación, pero que en todo caso garantizará superar el próximo año los 600.000 pasajeros si no se suspenden otros enlaces que se mantienen en la parrilla.

Etiquetas
Comentarios