Despliega el menú
Zaragoza

Ayuntamiento de Zaragoza

PP-Cs y la oposición se enzarzan con el informe de la Cámara de Cuentas

La concejal de Hacienda dice que si se cumplieran algunos de los criterios del organismo fiscalizador "habría que cerrar el Ayuntamiento".

María Navarro saluda a los ediles de Vox antes de la comisión de Hacienda de este lunes.
María Navarro saluda a los ediles de Vox antes de la comisión de Hacienda de este lunes.
Toni Galán

El informe de la Cámara de Cuentas sobre la gestión municipal en los años 2016 y 2017 ha suscitado este lunes un nuevo enfrentamiento entre la concejal de Hacienda, María Navarro, y los portavoces de PSOE, ZEC y Podemos-Equo. Mientras la responsable del gobierno lo ha utilizado para atacar a la izquierda de haber hecho una gestión "nefasta" de las cuentas, la oposición ha rechazado los criterios del informe y ha considerado que con sus apreciaciones la edil del PP no respaldaba la posición de los funcionarios.

Pero al margen de esta cuestión y de las críticas cruzadas, la concejal de Hacienda ha dicho que no está "de acuerdo" con algunas de las posiciones del organismo fiscalizador. "Si tuviéramos que cumplir los criterios de deuda de la Cámara de Cuentas tendríamos que cerrar la ventana del Ayuntamiento", ha afirmado.

Con estos argumentos ha dado cuenta Navarro del contenido del informe definitivo de la Cámara, que ha detectado numerosas irregularidades tanto en la contabilidad como en materias tan diversas como la contratación o el Personal. De hecho, considera que la deuda municipal debería haber contabilizado esos dos años en 300 millones de euros más, aspecto con el que la propia Navarro no está conforme.

Ha citado algunos aspectos recogidos en el informe: que no se provisionaron 8,7 millones en 2017 y de 21,6 en 2016 por los créditos de la sociedad Zaragoza Alta Velocidad, que la cuenta que recoge las facturas en los cajones estaba infravalorada en 35,2 millones en 2017 y 60,9 en 2016 o que el resultado presupuestario de esos años está sobrevalorado en 10,1 millones en 2017 y en 8 en 2016. "Estos cuatro años queremos superar estas deficiencias", ha dicho Navarro.

Además del respaldo de Carmen Herrarte, de Cs, la edil popular solo ha contado con el apoyo del portavoz de Vox, Julio Calvo, que ha aprovechado para cargar contra el anterior concejal de Economía, Fernando Rivarés, actual líder de Podemos Equo en el Consistorio. Según Calvo, el informe revela “la flagrante y pavorosa insuficiencia de medios para atender todos los servicios” que obligará a “abordar un ajuste estructural del gasto para simplificar estructuras y ver qué competencias debe seguir prestando el Ayuntamiento”.

Este argumento ha avivado las críticas de la izquierda, que ha considerado que el gobierno PP-Cs quiere aprovechar informes como el de la Cámara de Cuentas para justificar sus recortes. Horacio Royo, del PSOE, ha sostenido que pese a las irregularidades detectadas el informe dice que la contabilidad municipal “refleja la imagen fiel” de la situación de las arcas municipales. “Trata de vender una situación apocalíptica, que no se puede hacer nada más, y que los recortes de hoy son una broma comparados con los que habrá en el presupuesto”, ha criticado.

Además, la izquierda ha criticado las palabras con las que Navarro valoró el informe la semana pasada. “Dijo que se hacían trampas para mejorar la imagen de la contabilidad o que se maquilla la cuenta 413. Acusa de cometer delitos”, ha protestado Royo. En este sentido, el resto de los portavoces de la izquierda han exigido que puedan hablar los funcionarios que redactaron las alegaciones municipales al informe de la Cámara de Cuentas, que han sido desestimadas.

Alberto Cubero, de ZEC, ha acusado a Navarro de arrojar “falsedades y mentiras” sobre la realidad contable municipal y de hacer un discurso “catastrofista”. “Dice que el Ayuntamiento hizo trampas. ¿Qué trampas? ¿Quién las hizo? Sigue sin dejar hablar a los técnicos, no sé qué miedo tienen”, ha lamentado.

Fernando Rivarés, de Podemos-Equo, ha cargado contra el informe y ha acusado a Navarro de “usar discursos manipulados sobre la situación financiera para tapar sus chandríos económicos y su incapacidad”. Ha instado a Navarro a provisionar 131 millones de euros en 2020 para cumplir con las exigencias de la Cámara de Cuentas. “Si lo hace, que no lo va a hacer, tendrá que chapar el Ayuntamiento”, ha dicho.

Etiquetas
Comentarios