Despliega el menú
Zaragoza

CRIMEN DE LOS TIRANTES

La Audiencia no duda de la imparcialidad de las psicólogas que examinaron a Lanza

Rechaza la recusación que presentó el acusado del crimen de los tirantes contra cuatro peritos, lo que evitará retrasar el juicio para encargar un nuevo informe

El abogado de la defensa, Endika Zulueta, en el centro, el día de la reconstrucción del crimen de los tirantes.
El abogado de la defensa, Endika Zulueta, en el centro, el día de la reconstrucción del crimen de los tirantes.
Oliver Duch

La Audiencia de Zaragoza ha rechazado finalmente la recusación que presentó el acusado del crimen de los tirantes, Rodrigo Lanza Huidobro (36 años), contra las dos psicólogas y las dos médicos forenses que lo examinaron en el Instituto de Medicina Legal de Aragón (IMLA). A las funcionarias se les encargó que se entrevistaran con el presunto autor de la muerte de Víctor Lainez (55 años) para determinar si el primero actuó influenciado por el alcohol, en defensa propia o presa de un miedo insuperable. Sin embargo, al encausado no le gustó la forma en que fue interrogado y pidió que se apartara a estas cuatro profesionales por no considerarlas imparciales.

Durante la vista celebrada esta semana para resolver la recusación, la defensa, a cargo del letrado Endika Zulueta, cuestionó sobre todo la actitud de la psicóloga Cristina Andreu, calificando de "inquisitoria y hostil" su forma de interrogar al presunto homicida.

Pero sus argumentos fueron rechazados tanto por la Fiscalía como por la acusación particular, a cargo de Juan Carlos Macarrón; la popular, que ejerce el abogado y diputado autonómico de Vox David Arranz, y el letrado de la Comunidad Autónoma, José Luis Gay. Para los cuatro, las razones esgrimidas por la defensa eran "totalmente subjetivas". Es más, aprovecharon sus informes para explicar que los métodos empleados por las psicólogas y las forenses para hacer sus informes son los "habituales" y "nada cuestionables".

Tras escuchar el pasado martes al acusado y valorar los argumentos de ambas partes, el magistrado que presidirá el jurado, José Ruiz Ramo, ha llegado a la conclusión de que no hay motivos para dudar de la imparcialidad y profesionalidad de las peritos. De hecho, este aprovechó la vistilla que se celebró ayer para resolver la recusación de varios de los preseleccionados para constituir el tribunal popular para anunciar que no apartará de la causa a las profesionales del IMLA.

Las razones que da el juez se conocerán el próximo lunes, cuando las partes reciban el auto en el que se rechaza la recusación de estas cuatro profesionales.

El juicio no se retrasará

En el caso de que la Audiencia Provincial hubiera aceptado apartar a las funcionarias del IMLA, habría que haber encargado un nuevo informe psicológico a distintos especialistas, obligando a retrasar el inicio del juicio, previsto para el próximo 4 de noviembre. La defensa llegó a proponer que la nueva valoración se encargara a psicólogos de fuera de Aragón, recomendando incluso que se optará por funcionarios de los institutos de medicina legal del País Vasco, Cataluña o Madrid. Sin embargo, al rechazar la recusación, no será necesario recurrir a ellos ni aplazar la vista.

La muerte de Laínez se produjo en la uci del Clínico el 12 de diciembre de 2017, cuatro días después de recibir una brutal paliza en el bar El Tocadiscos, muy cerca de la plaza de San Miguel. El destino quiso que el zaragozano coincidiera allí con Lanza, un joven vinculado a la extrema izquierda que ya había sido condenado por dejar tetrapléjico a un guardia urbano de Barcelona en 2006. Según las acusaciones, a Lanza le contaron que la víctima solía llevar tirantes con la bandera de España y no le hizo ninguna gracia que un "fascista" se moviera por los bares de La Magdalena. Así, tras reprocharle su presencia, minutos después lo agredió.

Etiquetas
Comentarios