Despliega el menú
Zaragoza

Zaragoza

La empresa de la zona azul de Zaragoza rectifica y mantiene el tiempo de cortesía antes de multar

Paraliza la polémica decisión a la espera de mantener nuevas reuniones con el Ayuntamiento.

Los trabajadores de la zona azul se han concentrado este jueves a las puertas de la concesionaria Z+M.
Los trabajadores de la zona azul se han concentrado este jueves a las puertas de la concesionaria Z+M.
HA

La empresa concesionaria de la zona azul en Zaragoza, Z+M, ha dado marcha atrás y, de momento, mantendrá los diez minutos de cortesía que se conceden a los conductores antes de interponer una denuncia por no abonar el tique del estacionamiento regulado. Las críticas de los trabajadores y los contactos que a lo largo del día se han mantenido con el Ayuntamiento han llevado a tomar esta decisión.

El comité de empresa denunció este miércoles que la concesionaria de la zona azul les había comunicado un cambio en su rutina habitual que tenía que estrenarse este jueves. Se trataba de anular los diez minutos de cortesía que, según la ‘Guía del controlador’, se debían conceder ante un vehículo que no mostraba el tique de pago de la zona azul. Con las nuevas directrices, se obligaba a denunciar desde el minuto cero, algo que los trabajadores consideraron un “riesgo” para su salud y seguridad por los “enfrentamientos” que podrían surgir con los conductores.

Sin embargo, la empresa ha rectificado, al menos momentáneamente, y a primera hora de la mañana ha comunicado a los trabajadores que suspende la medida anunciada hasta que se mantengan diferentes encuentros entre la concesionaria y el Ayuntamiento de Zaragoza. La concejal de Movilidad, Natalia Chueca, también recibirá a los controladores de la zona azul el lunes para escuchar sus reivindicaciones.

Fuentes municipales explicaron ayer al conocer la decisión de la empresa que "no se ha dado a la empresa Z+M ninguna instrucción sobre la organización de su trabajo ni sobre la modificación de criterios seguidos hasta ahora". Eso sí, fuentes municipales reconocieron que "sí se hacen las advertencias o incluso exigencias relativas al cumplimiento del contrato". "Se va a estudiar la situación que explican los trabajadores, de la que hasta ahora no se tenía constancia en el gobierno", aseguraron.

Desde el comité de empresa se han mostrado este jueves “satisfechos, al menos de momento” por el cambio de postura de la concesionaria. “Iba a ser perjudicial para la ciudadanía y peligroso para los trabajadores”, han concluido.

Etiquetas
Comentarios