Despliega el menú
Zaragoza

ayuntamiento de zaragoza

La Cámara de Cuentas confirma un agujero millonario en la deuda municipal de 2016 y 2017

Eleva el lastre en la etapa de ZEC en más de 300 millones y avisa de irregularidades en contratación

PLENO EN EL AYUNTAMIENTO DE ZARAGOZA / 29/04/2016 / FOTO : OLIVER DUCH
La titular de Hacienda, María Navarro, y su predecesor en el cargo, Fernando Rivarés
Oliver Duch

El informe de fiscalización de la contabilidad del Ayuntamiento de Zaragoza de los ejercicios 2016 y 2017 elaborado por la Cámara de Cuentas eleva la deuda municipal en más de 300 millones de euros y advierte, además, irregularidades en materia de contratación y contabilidad. El organismo de control ha hecho público un análisis de la etapa de ZEC al frente del Consistorio que el actual gobierno PP-Cs ha calificado de «demoledor». La concejal de Hacienda, María Navarro, ha advertido de que podría afectar a la elaboración del presupuesto del próximo año.

La Cámara de Cuentas ha publicado su informe definitivo tras escuchar las alegaciones del Ayuntamiento. En el documento, el organismo fiscalizador advierte de numerosas irregularidades y propone cambios en diferentes áreas económicas, pero sobre todo, en cuanto a la computación de la deuda. Por ejemplo, advierte de la «falta de reconocimiento en las cuentas de los activos asociados a contratos de concesión de obra pública y de gestión de servicios, como los autobuses, los camiones de la basura, la infraestructura del tranvía...».

El montante total de estos activos sumaría, en opinión de la Cámara de Cuentas, 458 millones de euros con una deuda asociada pendiente de cancelar de 220,8 millones en 2016 y de 210 millones en 2017. Además, se advierte de la sobrevaloración de las participaciones del Ayuntamiento en sus sociedades mercantiles. En unos casos, la contabilidad refleja participaciones que ya no existen, como es el caso de Plaza, por 7 millones, o Sermuza, por 60.000 euros y, en otros, cantidades que no se corresponden con el valor real por haberse devaluado.

Según la Cámara, el importe de estos deterioros ascendería a más de 20 millones de euros para los dos ejercicios auditados. Además, en el caso de la participación del Ayuntamiento en la sociedad Zaragoza Alta Velocidad, los auditores echan en falta una provisión para riesgos y gastos de 21,6 millones en 2016 y 8,7 millones en 2017 para hacer frente a sus responsabilidades como accionista. También señalan que, de mantenerse la «negativa situación» de la sociedad, «será difícil que el Ayuntamiento recupere tanto el dinero prestado como el que ya está comprometido, en total y desde el año 2012, más de 100 millones de euros, de los cuales, 81,6 millones aún están pendientes de aportar», destacó el organismo en un comunicado.

Facturas en los cajones

La Cámara de Cuentas también ve fallos en el cálculo del remanente, es decir, la cantidad sobrante de un ejercicio que en el siguiente se puede destinar a obras. El Consistorio sostuvo que el remanente fue positivo en 2016 y 2017 (17 y 18,3 millones, respectivamente), pero para el organismo fiscalizador no fue así, y los reduce en 87 y 70 millones, lo que arroja un resultado negativo en ambos ejercicios.

Asimismo, los auditores han encontrado un importante desvío en la contabilidad de las denominadas facturas en los cajones, es decir, los pagos pendientes por servicios o bienes ya recibidos. Mientras que ZEC dijo cerrar el ejercicio 2016 con 32 millones sin abonar y el de 2017 con otros 9,8, ahora la Cámara de Cuentas dispara esas cifras hasta los 93,7 y los 45 respectivamente.

El criterio de la Cámara es que en 2017 se deberían haber incluido 11,4 millones de gastos de ese ejercicio o de los anteriores y otros 31,4 por gastos de ese año pero cuya fecha de factura es de 2018. Además, suma otros 2,2 millones por la factura del agua del abastecimiento de Yesa. En total, 45 millones. Durante el ejercicio 2016 ocurrió algo parecido: 24,4 millones de gastos de 2016 y anteriores, 43,9 de facturas de 2016 cuya fecha es 2017 y 23,1 millones de una deuda con Tuzsa por una sentencia judicial y 2,1 millones por el agua de Yesa.

Etiquetas
Comentarios