Despliega el menú
Zaragoza

sucesos en zaragoza

El atrincherado en el Picarral disparó dos veces contra sus hermanos

El detenido sigue hospitalizado, por lo que aún no ha pasado a disposición judicial. La investigación apunta a que estaba bajo el síndrome de abstinencia.

Los hechos se produjeron en el número 6 de la calle de María Domínguez Remón, en el barrio del Picarral de Zaragoza.
Los hechos se produjeron en el número 6 de la calle de María Domínguez Remón, en el barrio del Picarral de Zaragoza.
HA

El atrincheramiento de un hombre armado en una vivienda del número 6 de la calle de María Domínguez Remón, en el barrio del Picarral de Zaragoza, tuvo el martes varias horas en vilo a sus vecinos, que asustados por los disparos, los gritos y las carreras de la Policía tuvieron que refugiarse en sus viviendas. El susto les duró hasta las 17.30 de la tarde, cuando, tras una larga negociación, el hombre se calmó y decidió abrir la puerta de su piso a los Grupos de Operaciones Especiales.

Las primeras pesquisas apuntan a que el atrincherado, de mediana edad y del que no se ha facilitado la identidad, se encontraba bajo el síndrome de abstinencia, ya que parece que es consumidor habitual de drogas y llevaba «tres o cuatro días» sin probarlas. Dado su estado de excitación, tres hermanos que residen en el mismo edificio se acercaron a su domicilio a interesarse por él. Pero el hombre sacó una escopeta y empezó a disparar contra ellos.

Según fuentes oficiales, esta persona llegó a efectuar dos disparos, pero, afortunadamente, sus familiares salieron corriendo y resultaron ilesos. «Llama a los payos, llama a los payos», se oyó gritar a uno de los hermanos cuando bajaba apresuradamente la escalera –los hechos se produjeron en la tercera planta– buscando refugio en su vivienda. Parece que, finalmente, esta persona marcó el 091 y avisó de los que estaba ocurriendo a la Policía, que desplegó un gran dispositivo en torno al edificio.

«La Policía tomó el edificio y nadie pudo entrar ni salir en dos horas», explicaba ayer uno de los residentes. El hombre se atrincheró en el piso con el hijo de 27 años con el que vive, que tampoco resultó herido.Cuando se lo llevaban detenido, sus hermanos pedían que le dieran metadona. El detenido seguía ayer hospitalizado en calidad de detenido.

Etiquetas
Comentarios