Despliega el menú
Zaragoza

dpz

Los bomberos de la Diputación de Zaragoza se forman sobre cómo actuar en accidentes con coches eléctricos

Dos expertos de Renault llegados desde Francia les han enseñado el protocolo que se debe seguir para evitar que durante la intervención se produzca una descarga que puede llegar a ser mortal.

Los bomberos de la Diputación de Zaragoza han recibido una jornada de formación sobre cómo actuar en accidentes de tráfico en los que se vean implicados coches eléctricos. Dos expertos de Renault llegados desde Francia les han enseñado el protocolo que deben seguir para evitar que durante una intervención de este tipo se produzca una descarga que puede llegar a ser mortal.

“En los vehículos eléctricos la conexión entre la batería y la transmisión del motor funciona a una tensión de 400 voltios o incluso superior, por lo que a la hora de actuar en un accidente tenemos que tomar unas precauciones distintas de las que adoptamos con los coches convencionales”, destaca el jefe de intervención de los bomberos de la DPZ Jesús Ledesma. “Eso no significa que los vehículos eléctricos sean más peligrosos, de hecho están diseñados para desconectarse automáticamente en caso de accidente, pero nuestra obligación es intervenir siempre pensando que ese mecanismo puede haber fallado y que sigue habiendo riesgo de electrocución”.

Durante la jornada, organizada gracias a la colaboración de Renault España y del concesionario Vearsa, la experta en seguridad Claire Petit Boulanger y el consultor Christophe Lenglos, teniente coronel de los bomberos de Yvelines, explicaron a los bomberos de la Diputación de Zaragoza cómo desconectar de forma manual el sistema eléctrico de este tipo de vehículos.

Además, también les mostraron las diferencias entre los incendios que se pueden producir en un coche eléctrico y los que pueden afectar a un vehículo convencional. “Es verdad que, si se llega a incendiar, la batería de un coche eléctrico alcanza temperaturas muy elevadas y tarda mucho en apagarse, pero también aprendimos cómo echarle agua a través de un orificio diseñado para inundarla y poder apagarla en unos pocos minutos”, explica Ledesma.

La jornada de formación incluyó la quema de un vehículo eléctrico, y a ella asistieron tanto jefes y subjefes de intervención como oficiales de los bomberos de la DPZ. Además, también se invitó a participar a varios mandos de los bomberos del Ayuntamiento de Zaragoza.

“El coche eléctrico ya es una realidad presente en nuestras carreteras y además en los próximos años va a ser estar cada vez más extendido”, subraya por su parte el diputado delegado del Servicio Provincial de Extinción de Incendios de la Diputación de Zaragoza, Alfredo Zaldívar. “Eso nos obliga a seguir reciclándonos para poder hacer frente a cualquier emergencia en la que se vean implicados este tipo de vehículos porque son intervenciones muy distintas a las que requieren los coches de combustión”.

Etiquetas
Comentarios