Despliega el menú
Zaragoza

sucesos en zaragoza

Un nuevo caso de abuso sexual se denunció durante las Fiestas del Pilar

Los hechos se produjeron en la madrugada del domingo y la víctima es menor. La vicealcaldesa alega que "no es una agresión sexual como tal" para justificar por qué no se activó el protocolo contra la violencia machista.

URGENCIAS DEL HOSPITAL MIGUEL SERVET ( ZARAGOZA ) / 22/10/2018 / FOTO : OLIVER DUCH [[[FOTOGRAFOS]]]
Entrada del servicio de Urgencias del hospital Miguel Servet
Oliver Duch

El Ayuntamiento de Zaragoza no paró las fiestas ante una denuncia por abuso sexual que se presentó en la tarde del domingo ante la Policía de la capital aragonesa por la familia de una chica menor de edad. Sí que se interrumpieron el día anterior tras ser informado el equipo de Gobierno de que se había cometido una agresión sexual en Valdespartera.

En este último caso, se activó el protocolo de respuesta institucional ante violencia sexual contra las mujeres durante las Fiestas del Pilar y la Ofrenda de Flores se paró durante cinco minutos a las siete de la tarde. Además, como se tiene pactado con todos los grupos municipales, al día siguiente los miembros de la corporación guardaron un minuto de silencio a las puerta del Consistorio.

Sin embargo, en el caso de la menor de edad esto no se hizo porque, según manifestó ayer la vicealcaldesa, Sara Fernández, "no fue una agresión sexual como tal". La número dos del Consistorio añadió que como es menor de edad no podía comentar nada más de este caso y que la Policía lo está investigando.

No obstante, según fuentes de la Delegación del Gobierno en Aragón, cuando el subdelegado en Zaragoza, José Abadía, se puso en contacto con ella para comunicarle este hecho le trasladó que la denuncia era por un "abuso sexual". A pesar de ello, el protocolo no se activó ya que, como indicó Sara Fernández, está establecido para "agresiones sexuales".

Según pudo saber este periódico, en la mañana del domingo 13 de octubre se recibió una llamada del hospital para que un médico forense acudiera a Maternidad para examinar a la menor, pues aseguraba haber sido víctima de una agresión sexual. 

A partir de ese momento, se pusieron en marcha tanto las gestiones judiciales como policiales. Sobre las 16.30, la familia de la menor formalizó la denuncia ante la Policía Nacional, que está investigando los hechos y concluirá si ha habido o no abusos o agresión.

En su página web, el Ayuntamiento de Zaragoza manifiesta su rechazo "a actitudes y comportamientos machistas y hace expreso pronunciamiento de no tolerar estas acciones y de actuar cuando se produzcan".

Como tales, define como violencia sexual "cualquier tipo de comportamiento de naturaleza sexual forzado por el agresor o no consentido por la víctima". Así, describe al autor de un delito de agresión al que "atentare contra la libertad sexual de otra persona, utilizando violencia o intimidación", y al de abusos al que tenga "comportamientos que atentan contra la libertad o indemnidad sexual de otra persona sin ejercer violencia o intimidación y sin que medie consentimiento".

Por otra parte, la Policía sigue investigando la agresión denunciada el 12 de octubre por una joven que fue víctima de un grupo de hombres que la obligaron a practicar dos felaciones. Al menos uno de ellos está identificado porque la joven lo conocía. 

Etiquetas
Comentarios