Despliega el menú
Zaragoza

COMARCA COMUNIDAD DE CALATAYUD

Concedido el permiso de asistencia sanitaria a la residencia de Calatayud

El Gobierno de Aragón ha otorgado la licencia para disponer de este servicio dentro de un centro no sanitario.

La residencia municipal San Íñigo dispone de 86 plazas.
La residencia municipal San Íñigo dispone de 86 plazas.
Ayuntamiento de Calatayud

La residencia municipal San Íñigo de Calatayud dispone ya de la autorización necesaria para ofrecer servicios sanitarios. El Gobierno de Aragón ha concedido la licencia para prestar este tipo de atención dentro de organizaciones o centros considerados como no sanitarios.

Es el caso de la residencia de Calatayud, situada en la urbanización Azucarera. Se trata de un centro mixto con 86 plazas donde se presta atención integral a personas tanto válidas por sí mismas como dependientes.

En diciembre de 2018, el Ayuntamiento de Calatayud solicitó a la Dirección General de Asistencia Sanitaria del Gobierno de Aragón la autorización administrativa para poder funcionar como servicio sanitario integrado en una organización no sanitaria.

Finalmente, el permiso ha sido concedido este mes de septiembre, cuando se ha procedido a la declaración oficial por parte de las autoridades autonómicas. 

A partir de ahora, el centro podrá incluir en los servicios que ya presta el de asistencia sanitaria. En concreto, la residencia será considerada como Centro Proveedor de Asistencia Sanitaria sin internamiento y ofrecerá atención de enfermería, medicina general o de familia y terapia ocupacional. Además, se podrán obtener muestras en sus instalaciones. 

Desde el Área de Acción Social y Ciudadanía, la concejala Belén Jiménez ha mostrado su satisfacción por este reconocimiento. Una concesión que supone un salto de calidad en el servicio ofrecido en la residencia San Íñigo, que celebró hace menos de un mes su 25 aniversario.

Además del servicio residencial, en su tiempo de vida, el centro se ha diversificado para ofrecer otros servicios o albergar actividades en sus instalaciones. Actuaciones de jota o jornadas de convivencia entre personas mayores y usuarios de Amibil, la asociación de personas con discapacidad de la comarca, son algunos ejemplos.

Etiquetas
Comentarios