Despliega el menú
Zaragoza

ZAragoza

La Policía ha impuesto 1.117 denuncias a usuarios de patinetes en lo que va de año

Casi la mitad de las multas han sancionado a personas que circulaban por lugares inadecuados o restringidos.

Un usuario de patinete circula de forma irregular por la acera de la plaza de Aragón.
Un usuario de patinete circula de forma irregular por la acera de la plaza de Aragón.
Raquel Labodía

Los patinetes eléctricos han entrado a formar parte del mapa de la movilidad de Zaragoza. Desde hace algo más de un año, estos vehículos participan en el decorado habitual de las calles de la capital aragonesa, hasta el punto de pasar a tener un papel protagonista. Eso tiene su impacto en el día a día de la ciudad y, también, en los conflictos y accidentes que ocurren en el espacio público. Para tratar de evitarlos o, al menos, de controlarlos, las multas a los usuarios de este tipo de vehículos se han disparado en los últimos meses.

Según los datos recopilados por el propio Ayuntamiento, hasta el mes de septiembre se han interpuesto 1.117 denuncias a usuarios de vehículos de movilidad personal (VMP), categoría bajo la cual se encuadran los patinetes. La mayoría (584 sanciones, más de la mitad del total) son por "circular por un carril, vía, acera o lugar inadecuado, contravenir las restricciones o no respetar la prioridad peatonal". Es decir, por transitar por donde no pueden hacerlo. La siguiente infracción por importancia (177) es conducir "con peligro para otros usuarios, sin diligencia, de modo negligente o temerario".

Un buen número de multas se cursan por aparcar en lugares inadecuados (133 sanciones), mientras que 73 se deben a circular bajo los efectos del alcohol o de las drogas. 57 son por ir más de una persona sobre un patinete, 55 por hablar por el móvil o ir con auriculares y 38 por no respetar las señales de tráfico.

Guillermo Royo, presidente de la Asociación zaragozana de vehículos eléctricos y de movilidad personal (Azuvemp), cree que la proporción y el número de multas "es muy similar a la que tienen otros vehículos", como los coches. "Ir en patinete no es ser conflictivo, todo depende del usuario, del individuo que lleve cada vehículo", señala Royo. Este ‘veterano’ del patinete en Zaragoza cree que, además de las conductas personales de cada cual, otro de los motivos de las sanciones es "que la normativa no deja las cosas claras".

La ordenanza municipal, aprobada durante la pasada corporación, restringe el uso del patinete a los carriles bici y a las vías de un único carril por sentido. Es decir, quedan vetadas las avenidas de dos o más carriles, lo que crea importantes discontinuidades en la comunicación entre los barrios. "No se sabe por dónde se puede circular y por dónde no. De hecho, la Policía a veces dice una cosa y el Ayuntamiento dice otra", apunta Royo, quien cree que algunas de las multas que se imponen "pueden estar relacionadas con cómo está redactada la normativa".

El equipo de gobierno municipal de PP y Ciudadanos, que se encontró con este texto aprobado al llegar al poder, se ha planteado pacificar el carril de la derecha de las grandes avenidas. El límite a 30 kilómetros por hora sí permitiría circular a los patinetes, aunque de momento no se ha adoptado una decisión definitiva sobre esta posibilidad.

Accidentes con patinetes

Hasta el mes de septiembre, los patinetes se vieron implicados en 70 accidentes, de los cuales 47 tuvieron algún herido. En estas cifras se incluyen tanto los choques con peatones como con cualquier otro tipo de elemento de la vía pública, coches principalmente. Royo considera que se trata de una cantidad "reducida", teniendo en cuenta el incremento de usuarios que ha tenido este vehículo. Además, dice que hay que tener en cuenta que "los patinetes quitan desplazamientos en coches y motos, con lo que también reducen los accidentes de este tipo de vehículos". Por de pronto, desde la asociación de usuarios Azuvemp también recuerdan que cuentan con asesoría jurídica gratuita para víctimas de accidentes.

Los 70 accidentes con patinetes hasta septiembre suponen casi el triple que los que se registraron en todo el año pasado (24), lo que da muestras del espectacular incremento que ha habido en la presencia de estos vehículos en las calles de la ciudad. De hecho, desde el Ayuntamiento señalan que el fenómeno, poco a poco, tendrá que ir asentándose y regulándose adecuadamente, como pasó con el ‘boom’ de las bicicletas hace unos años.

Etiquetas
Comentarios