Despliega el menú
Zaragoza

tribunales en zaragoza

Absuelven a un exconvicto de homicidio al que su sobrina acusaba de abusos sexuales

El hombre, que se enfrentaba a 9 años de prisión, negó los hechos en el juicio. La Audiencia Provincial de Zaragoza cuestiona la credibilidad de la denunciante, de 21 años.

La Audiencia Provincial ha absuelto a la farmacéutica acusada.
La sentencia absolutoria ha sido dictada por la Sección Tercera de la Audiencia de Zaragoza.
Raquel Labodía

Cuando solo tenía 22 años, Alejandro B. S. fue condenado por la Audiencia Provincial por el robo con homicidio de una mujer de 65 años en su domicilio de la calle de San Miguel. El zaragozano saldó cuentas con la Justicia y recuperó la libertad, pero hace unos días volvió al banquillo acusado de abusar sexualmente de una joven de 21 años.

La denunciante, una sobrina a la que apenas conocía, aseguró que en agosto de 2017 el exconvicto había intentado aprovecharse sexualmente de ella hasta en dos ocasiones. La Fiscalía dio credibilidad a su versión y solicitó dos años y medio de prisión para el encausado, mientras que la acusación particular propuso una pena de nueve años. Sin embargo, el hombre no regresará al centro penitenciario de Zuera, ya que la Audiencia Zaragoza alberga serias dudas sobre el testimonio de la presunta víctima y ha decidido absolverlo, tal y como solicitaba su abogado, Juan Carlos Macarrón.

Cuando en 1991 fue condenado a 23 años de cárcel por el crimen de la mujer, Alejandro B. S. era un delincuente especializado en la técnica del escalo (accedía a los pisos trepando por las fachadas) dada su buena forma física, pues había sido campeón nacional de halterofilia. Pero las drogas lo llevaron a acumular un amplio historial delictivo que culminó con el homicidio.

Durante el juicio por presuntos abusos celebrado a finales de septiembre, el acusado aseguró al tribunal que no había vuelto a delinquir y dijo no entender a qué obedecía la denuncia de su sobrina, a la que había conocido en las Navidades de 2014 y a la que solo había visto desupués dos veces. Según la sentencia de la Sección Tercera, en agosto de 2017 la joven reconoció a su tío en la calle y se acercó a saludarlo.A partir de ese día, esta buscó su compañía y asistió a varias celebraciones en su casa.

La joven lo acabaría denunciando por los abusos sexuales de los que, según ella, fue víctima los días 15 y 25 de agosto. Pero como apunta ahora el tribunal en su sentencia, «la única prueba» relativa a la culpabilidad del acusado es la declaración testifical de su sobrina, que «no está rodeada de corroboraciones periféricas de carácter objetivo.

Una relación "extraña"

La Audiencia de Zaragoza va más allá al indicar que las declaraciones de la joven «carecen de verosimilitud y no son creíbles». Recuerda, además, que a la hora de absolver al acusado ha resultado «trascendental» el testimonio de una vecina y amiga del exconvicto, quien calificó de «extraña» la relación que la chica mantenía con su tío. Según esta mujer, la denunciante iba a visitar al hombre todos los días y llegó a comentarle que su compañera sentimental era «muy seca y sosa», invitándolo a dejarla.

Cuando acudió a comisaría a denunciar los presuntos abusos, la sobrina explicó que el 15 de agosto de 2017 asistió a una celebración en casa de su tío. Siempre según el relato de la joven, al hacerse tarde, el acusado se ofreció a acompañarla a casa y con el pretexto de que se encontraba mal se quedó a dormir en el sofá. Ella se acostó en su cama, dijo, pero al despertarse a medianoche se encontró con su tío acostado junto a ella tocándole sus partes íntimas y dándode besos en el pecho.

El tribunal no ha encontrado pruebas que permitan dar credibilidad a esta versión de los hechos, como tampoco lo ha hecho de los supuestos abusos de los que la joven dijo haber sido también víctima diez días despues. Entonces, fue ella la que se quedó a dormir en un sillón en casa del encausado, circunstancia que según esta aprovechó Alejandro B. S. para intentar penetrarla. Para los magistrados, estos hechos tampoco han sido probados.

Etiquetas
Comentarios