Despliega el menú
Zaragoza

zaragoza

Parque Venecia convierte el hormigón de sus plazas en un tablero de juegos

La iniciativa ha salido adelante gracias a los presupuestos participativos y dará respuesta a la falta de zonas infantiles en el barrio, ya que las que hay no son suficientes para la gran cantidad de niños que hay en el barrio.

Juegos en el hormigón de Parque Venecia
Juegos en el hormigón de Parque Venecia
AVV Somos Parque Venecia

Asfalto gris y tizas de colores era lo único que se necesitaba, hace unos años, para pasarlo en grande durante horas en el patio del colegio. Los juegos tradicionales acompañaron a toda una generación durante su infancia, y ahora también podrán disfrutar de ellos los más pequeños del zaragozano barrio de Parque Venecia. Dos de sus plazas, la de San Marcos y la de Marco Polo, han convertido el pavimento de hormigón en un gran tablero de juegos al aire libre.

La colocación de estos juegos ha sido posible gracias a dos propuestas que se hicieron en los presupuestos participativos de 2018-2019. Una de ellas fue realizada por un vecino a título particular y la otra, por la Asociación de Vecinos Somos Parque Venecia, que había observado que los propios niños llevaban a las plazas tizas para pintar en el suelo. Ambas se unieron y, gracias al apoyo conseguido en las votaciones, salieron adelante por un importe de 4.000 euros.

La rayuela, el tres en raya y el “mirror me” (imítame) son algunos de los juegos que se colocaron hace tan solo unos días y que los niños del barrio ya se han apresurado a estrenar. Con ellos, los impulsores de la iniciativa querían hacer más amables estos espacios del barrio y fomentar la convivencia entre los más pequeños de Parque Venecia y sus padres. “Las plazas de San Marco y Marco Polo son espacios abiertos y lúdicos, pero tienen mucho hormigón y pocas zonas verdes”, señala José Antonio Andrés, presidente del colectivo vecinal. Además, aunque estas plazas cuentan con zonas infantiles con columpios y toboganes, estas no dan abasto. “Hay alrededor de seis elementos para niños en cada una y estos días, con el buen tiempo, se pueden juntar en las plazas entre 250 y 300 personas”, asegura.

Nuevos juegos en la calle para Parque Venecia
Nuevos juegos en la calle para Parque Venecia
AVV Somos Parque Venecia

También confían en que los juegos potencien la actividad al aire libre y sirvan para tejer nuevas redes vecinales y afianzar las que ya existen. “Las plazas son lugares que hay que volver a recuperar. Hay que fomentar que los vecinos se conozcan y que los niños que van a distintas clases o colegios jueguen entre ellos”, apuntan desde la asociación.

A prueba de pisotones

La colocación de estos juegos fue rápida y sencilla, y ni la lluvia ni las suelas de los zapatos podrán con ellos. Tal y como comentan desde la entidad vecinal, están marcados con un material resistente al desgaste que permitirá alargar su vida útil. “El Ayuntamiento nos va escuchando e incluso nos llamó para explicar que se había usado una pintura nueva que se fija al suelo con calor y aguanta mejor el paso del tiempo. Agradecemos que haya esa comunicación con las entidades”, considera Andrés.

Y es que estos juegos tienen que estar hechos para soportar el uso de los centenares de niños que residen en el barrio. Según los datos que maneja el colectivo vecinal, en Parque Venecia hay alrededor de 730 niños de entre 0 y 12 años, aunque advierten de que esas cifras cambian rápidamente. “De los que más hay es de 2, 3 y 4 años, y esperamos llegar pronto al millar”, apuntan.

Nuevos juegos en la calle en Parque Venecia
Nuevos juegos en la calle en Parque Venecia
AVV Somos Parque Venecia

Dos buenas noticias en las últimas semanas

Además, el gobierno PP-Cs anunció la semana pasada que tiene previsto trasladar el mercado provisional de las Murallas a Parque Venecia. De esta manera, los vecinos podrán hacer uso de sus instalaciones hasta que se materialice el mercado municipal definitivo, que por el momento tendrá que esperar.

“Consideramos que es algo positivo. Además, una vez que el definitivo se construya, es una instalación que se quedará aquí para el disfrute de todos”, apunta Andrés. No obstante, desde la asociación advierten que no están dispuestos a renunciar al plan inicial. “Hemos dado el ‘si, quiero’ a condición de que sea un mercado provisional y a condición de que se construya también el definitivo”, recuerdan.

En la actualidad, el barrio cuenta con alrededor de una treintena de negocios, y los miembros de la asociación creen que el vecindario goza de una vida comercial “bastante saludable, al contrario de lo que la gente pueda pensar por tener tan cerca Puerto Venecia”.

Precisamente la zona en la que se baraja instalar el mercado provisional, en una parcela de equipamiento de la plaza de Marco Polo, es la menos desarrollada comercialmente. “Creemos que puede servir de motor de impulso para esta parte del barrio, ya que es en la que menos comercio hay”, concluye Andrés.

Etiquetas
Comentarios