Despliega el menú
Zaragoza

sucesos en zaragoza

A juicio por saltarse un control en pleno centro sorteando los disparos de la Policía

La Audiencia de Zaragoza juzgó este jueves al conductor temerario que estuvo a punto de atropellar a dos  agentes en Echegaray y Caballero y causó después un choque múltiple con tres heridos en el Tercer Cinturón. La Fiscalía pide 10 años de prisión.

El fugado provocó una colisión múltiple con tres heridos en la Z-30, donde su Mercedes chocó con los vehículos que estaban parados en un semáforo.
El fugado provocó una colisión múltiple con tres heridos en la Z-30, donde su Mercedes chocó con los vehículos que estaban parados en un semáforo.
Oliver Duch

Sobre las cuatro de la tarde del pasado 16 de enero, un conductor temerario sembró el pánico en las calles de Zaragoza al saltarse un control policial instalado en la esquina de Echegaray y Caballero con San Vicente de Paúl y darse a la fuga sorteando los disparos de los agentes. El huido estuvo a punto de atropellar a varios de ellos y terminó provocando una colisión múltiple en la Z-30, con un balance de tres heridos e importantes daños materiales. Al detenerlo y examinar su vehículo, descubrieron que el fugado era un delincuente que trató de escapar porque ocultaba 100 gramos de cocaína.

Por esta peligrosa huida propia de una serie policiaca, Omar E. se enfrenta ahora a más de diez años de prisión, ya que la Fiscalía le acusa por hasta diez delitos: uno contra la salud pública (5 años y 15.000 euros de multa); atentado contra la autoridad (tres años y dos meses); conducción temeraria en concurso con seis delitos de lesiones por imprudencia grave (dos años de cárcel y pérdida del carné); resistencia (6 meses).

El juicio se celebró este jueves en la Audiencia Provincial, donde el acusado reconoció que portaba la droga para «autoconsumo». En cuanto al resto de delitos que se le atribuyen, este negó que intentara atropellar a los agentes y dijo que solo trató de ponerse a salvo. De hecho, su abogado, Carlos Castillo, entiende que solo cabría una condena de 3 años de prisión por posesión de cocaína.

«Circulaba a más de 90 kilómetros por hora, sin respetar los semáforos en rojo, invadiendo los carriles en sentido contrario e incluso subiéndose a la acera»

Durante su informe final, la Fiscalía recordó que el acusado no solo puso en peligro la vida de los agentes que le dieron el alto en el control, sino de todas las personas con las que se cruzó en su temeraria fuga «a más de 90 kilómetros por hora, sin respetar los semáforos en rojo, invadiendo los carriles en sentido contrario e incluso subiéndose a la acera».

Sabiendo que una patrulla le seguía de cerca, el encausado llegó a efectuar una brusca frenada para que los agentes chocaran por alcance contra él. Finalmente, al acceder a la Z-30, el fugado impactó contra los vehículos que se encontraban detenidos en un semáforo, provocando una colisión con tres heridos.

Etiquetas
Comentarios