Despliega el menú
Zaragoza

zaragoza

El sindicato CUT pide revisar las rampas de acceso de los buses urbanos tras el fallo en varios vehículos

Estas averías son más recurrentes en los nuevos autobuses híbridos. 

Uno de los nuevos autobuses eléctricos que Avanza Zaragoza ha implantado en la ciudad.
Uno de los nuevos autobuses eléctricos que Avanza Zaragoza ha implantado en la ciudad.
Heraldo

El sindicato CUT en la empresa Avanza Zaragoza ha pedido revisar la rampas mecanizadas que portan los autobuses urbanos híbridos de la marca Volvo, ante las averías producidas.  "Venimos observando con preocupación como, de forma sistemática, las rampas de acceso para personas con discapacidad física al interior de dichos autobuses urbanos, se averían y dejan de funcionar, lo que provoca molestias a los usuarios, además de una demora y pérdida de calidad en el servicio que se presta al ciudadano".

El CUT ha calificado de "inaudita" la "falta de sensibilidad y de respeto" que la multinacional Avanza muestra con el colectivo de usuarios que tratan de acceder al autobús en silla de ruedas, ya que en la actualidad, la acumulación de averías que se concentran en estos vehículos, "hace que sea cada vez mayor el número de autobuses que salgan diariamente a prestar servicio a la calle sin que el sistema de rampa funcione".

Aunque ha precisado que existen problemas de este tipo también en el resto de autobuses de la flota, este asunto adquiere mayor trascendencia y se da con una mayor incidencia en autobuses híbridos que han sido incorporados a la flota a lo largo de los últimos meses, ha puntualizado en una nota de prensa.

Este sindicato ha recordado que el pliego de condiciones que rige la concesión del servicio de autobús urbano, recoge de una manera "explícita y clara" que los nuevos autobuses que se vayan incorporando a la flota, deberán estar provistos de rampa mecanizada de acceso.

Desde el CUT han atribuido esta situación al "paupérrimo" mantenimiento de la multinacional Avanza de los autobuses urbanos, situación que "se agrava todavía más" con la externalización de estas labores de los autobuses híbridos de la marca Volvo, cuyas reparaciones dependen, de un contrato externo. 

"Esta situación va en detrimento de la coordinación y la inmediatez que requieren las actuaciones de reparación que, en aras de alcanzar una correcta calidad en el servicio que merece el usuario, deberían efectuarse en el propio taller de la empresa concesionaria Avanza y por personal de la misma".

Asimismo, han instado al Ayuntamiento de Zaragoza a que adopte las medidas y cuente con los medios oportunos para la supervisión y el control de la concesión, y más concretamente en este asunto.

El CUT ha exigido que "sea personal propio" del consistorio el que desarrolle un trabajo de campo a la salida del servicio diario a la calle, impidiendo que salgan a prestar servicio los autobuses que presenten estas deficiencias.

Etiquetas
Comentarios