Zaragoza
Suscríbete por 1€

zaragoza

Investigados cuatro policías por la desaparición de parte de dos alijos de bebidas y ropa de lujo en Zaragoza

La Jefatura Superior ha acabado su investigación interna y ya ha informado a la juez y a la Dirección General de la Policía.

OPERACION XXL DE LA POLICIA NACIONAL / JEFATURA SUPERIOR DE LA POLICIA NACIONAL DE ZARAGOZA / 01/12/2017 / FOTO : OLIVER DUCH [[[FOTOGRAFOS]]]
Productos incautados en la operación XXL de la Policía Nacional en Zaragoza. 
Oliver Duch

Ya no es un alijo sino dos los que están bajo sospecha en la Jefatura Superior de Policía de Aragón. Si el pasado sábado HERALDO adelantaba que se investigaba la desaparición de al menos 359 botellas de alcohol de las 2.061 que agentes del Grupo de Hurtos requisaron en septiembre de 2017 a un comerciante chino en una tienda en el Camino de las Torres, ahora son prendas de ropa, complementos y cosméticos procedentes de cargamentos que Inditex y otras empresas recibían en Zaragoza. 

La aprensión se llevó a cabo en diciembre de 2017 también por el Grupo de Hurtos y la mercancía, dado su volumen, quedó almacenada en las dependencias policiales, al igual que se hizo con las botellas.

La Policía bautizó la operación XXL y se saldó con la detención de nueve personas, la mayoría conductores de camiones de empresa subcontratadas por Inditex para transportar mercancía a la Unión Europea. La investigación concluyó que la banda llevaba tres años sustrayendo de forma regular mercancía que luego ponía a la venta en pisos de Zaragoza o enviaba a Rumanía. 

En ese momento se calculó que el valor de lo sustraído podía alcanzar los dos millones de euros. Pero además de efectos de la multinacional, los agentes recuperaron bolsos, zapatos y perfumes de marcas como Carolina Herrera, Chanel o Dior, entre otros. El caso recayó sobre el Juzgado de Instrucción número 2 y aún no ha sido enjuiciado.

Tras tener conocimiento de la desaparición de las botellas a través de un anónimo, la Jefatura abrió una investigación interna que apunta a cuatro policías, entre ellos un comisario y un inspector jefe.

El resultado de la misma ha sido trasladado a la Dirección General de la Policía y al juzgado, tal y como confirmó este miércoles el propio jefe superior Juan Carlos Hernández, que garantizó "máxima transparencia" con este asunto. El máximo responsable policial en Aragón añadió que es preciso que todo se aclare y que si alguien ha actuado de manera incorrecta deberá responder por ello.

Por el momento, es la titular del Juzgado de Instrucción número 6, Natividad Rapún, la que está investigando la desaparición de las botellas, con lo que es probable que se haga cargo de indagar el paradero del otro alijo.

El anónimo explicaba que había sido un inspector jefe, por orden de un comisario, quien se personó en las dependencias con un policía de la escala básica acompañados a su vez de tres civiles, al menos dos de nacionalidad rumana, que metieron las bebidas alcohólicas en una furgoneta particular y luego las llevaron al cuartel Mayandía. Entre ellas había champán Moët & Chandon, ginebras prémium (Citadelle y Bulldog), bourbon o rones.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión