Despliega el menú
Zaragoza

ayuntamiento de zaragoza

PP-Cs defiende los cambios en las cuentas y la oposición le acusa del "mayor recorte de la historia de Zaragoza"

El gobierno municipal saca adelante modificaciones de crédito por valor de 39 millones de euros para “cubrir infradotaciones” y la izquierda le acusa de no querer ejecutar decenas de partidas.

La concejala de Hacienda, María Navarro -en el centro-, durante la comisión de este jueves.
La concejala de Hacienda, María Navarro -en el centro-, durante la comisión de este jueves.
Raquel Labodía

El gobierno PP-Cs ha aprobado este jueves, gracias al apoyo de Vox, varias modificaciones presupuestarias por valor de 39 millones de euros para “pagar al personal y cubrir servicios públicos básicos”, según ha defendido la concejala de Hacienda, María Navarro. Los grupos de la izquierda, en cambio, le han acusado de aplicar “el mayor recorte en la historia de Zaragoza” y de no querer ejecutar decenas de partidas de inversión.

La modificación de créditos aprobada elimina o deja prácticamente sin fondos 84 partidas de inversión que suman 12,7 millones de euros, con proyectos como la reforma de la avenida de Cataluña, la prolongación de Tenor Fleta o el mantenimiento de los grupos sindicales. El equipo de gobierno ha defendido que todas ellas están “justificadas” porque, a su juicio, “su ejecución es inviable de aquí a diciembre”.

Navarro ha insistido en que PP-Cs se ha encontrado “con partidas de servicios públicos básicos infradotadas”, mientras que los grupos de la izquierda le han acusado de “no haber querido elaborar un presupuesto” para remediarlo. La concejala del PP ha negado los recortes y ha dicho que todos los proyectos se evaluarán de cara al presupuesto de 2020, que ya están confeccionando.

Los tres grupos de izquierda le han acusado de “mentir” y de no querer buscar un consenso con este asunto. Han pedido la retirada del expediente para negociarlo, pero el gobierno PP-Cs y Vox se han mostrado en contra.

Horacio Royo (PSOE) ha señalado que estos cambios en las cuentas del Ayuntamiento son “una derogación del presupuesto prorrogado” y que se trata de “una modificación política” que llega por parte del gobierno “más sectario de ideológicamente que ha soportado la ciudad”. Además, se ha preguntado por qué no se ejecutan algunas partidas: “Se han pegado tres meses tirados a la bartola buscando muertos en el armario”.

El concejal de ZEC Alberto Cubero, por su parte, ha señalado que “el expediente es una chapuza”, ya que la supresión de algunas partidas vienen firmadas por “consejeros o coordinadores” del gobierno, y no por los servicios técnicos. “Usted recorta con todo lo que tiene que ver con los derechos de la gente, ha declarado la guerra a Zaragoza y a su gente para mostrar la verdadera cara de la derecha: o roban o recortan”, ha señalado.

Fernando Rivarés (Podemos-Equo) ha opinado que la modificación es “una decisión política, y no técnica”. “Tienen 90 millones de euros para gastar, pero quieren vender una nube tóxica para subir los impuestos”, ha añadido Rivarés, quien ha apuntado que la política de PP-Cs es “recortar, recortar y recortar”.

Por último, Carmen Rouco (Vox) ha señalado que su grupo apoya la modificación de créditos “por responsabilidad”, aunque ha advertido que espera que sea “la última vez” que tengan que hacerlo, ya que el gobierno municipal “ha empezado con mal pie por aumentar la estructura y premiar de forma excesiva a personas de las cúpulas de sus partidos”.

Etiquetas
Comentarios