Despliega el menú
Zaragoza

zaragoza

Los problemas con el servicio de correos en el Distrito Sur llegan hasta el Congreso

El servicio de mensajería postal anunció en junio recortes de personal, y la oficina de Correos que iba a abrir sus puertas en Valdespartera aún no está operativa.

Oficina de Correos en Zaragoza
Oficina de Correos en Zaragoza
José Miguel Marco

Cada cierto tiempo, coincidiendo sobre todo con la campaña navideña y las vacaciones de verano, los vecinos de los barrios del sur de Zaragoza denuncian deficiencias en el servicio que Correos presta en el Distrito. Cartas que aterrizan en sus buzones con retraso, paquetes que han de ir a buscar a las oficinas de otros barrios o citaciones médicas no llegan son algunos de los problemas que los residentes de esta zona han criticado en varias ocasiones.

Hace unos meses, esta preocupación de los vecinos llegó hasta el Congreso de los Diputados de la mano del diputado turolense de Ciudadanos, Rodrigo Gómez García. Fue el pasado 20 de junio cuando el político de la formación naranja hizo llegar por escrito al Congreso varias preguntas relacionadas con el servicio de mensajería y con la oficina que abrirá sus puertas en Valdespartera. En la misiva, Gómez señala que, pese al aumento de población y al uso del servicio de paquetería de los barrios de Arcosur y Valdespartera, “el servicio que realiza Correos se presta en las mismas condiciones, sin que se haya producido un aumento de personal”. Esto conlleva que “el servicio haya empeorado en calidad porque no hay suficientes medios personales para prestarlo adecuadamente”.

En esta misma línea se manifestaron antes del verano los representantes vecinales de estos dos barrios. Correos anunció entonces su intención de recortar sus plantillas, una medida que iba a afectar principalmente a los distritos de Delicias, La Romareda y Centro y que no fue bien acogida ni por trabajadores ni por vecinos.

En su escrito, Gómez también preguntó al Gobierno qué valoración hacía del servicio prestado por Correos en los barrios de Valdespartera y Arcosur, y si tenía intención de tomar alguna medida para mejorarlo. Además, quiso saber cuándo está previsto que se abra la oficina de Correos proyectada en el paseo de Los Olvidados de Valdespartera. Tras varios años de reivindicaciones, la empresa publicó su licitación en octubre de 2018, pero desde entonces poco se sabe del nuevo local.

Las preguntas del diputado de Ciudadanos obtuvieron la respuesta del Gobierno en funciones hace escasamente unos días. Mediante otro escrito, el Ejecutivo señala que “actualmente se están realizando actuaciones dirigidas a la mejora del servicio en el barrio de Valdespartera de Zaragoza, donde está previsto abrir una nueva oficina que preste servicio a esta zona en expansión”. No obstante, en ningún momento se aclara cuándo estará en funcionamiento esa nueva sucursal. El Gobierno se limita a explicar que “se ha arrendado un local en el que es necesario realizar una adaptación con carácter previo a su apertura”. Pero, por el momento, no hay ni rastro de obras en la zona. “No hay movimiento”, señala Adolfo Lahoz, presidente de la Asociación de Vecinos Los Montes de Valdespartera.

Además, el Gobierno defiende el servicio de Correos alegando que, en 2012, debido al crecimiento de estos barrios del sur, se llevaron a cabo diversos estudios para detectar las necesidades postales de la población. Tras este análisis, Correos decidió ampliar la plantilla de la zona, que en aquel momento era de cuatros personas, con dos nuevos puestos de trabajo.

En 2014 se volvió a realizar otro estudio y se incorporó un nuevo puesto de reparto en moto, pero tal y como señala el Gobierno, “en los años siguientes se produjo un importante y progresivo descenso de la actividad postal”. El resultado es que Arcosur y Valdespartera cuentan, desde 2014, con tan solo siete carteros y no hay previsto ningún refuerzo en esta parte de la ciudad. Unas cifras que no convencen a los vecinos de estos barrios, que exigen contar con la nueva oficina cuanto antes.

La vida sin oficina de Correos

Los residentes de los barrios de Valdespartera y Arcosur tienen que desplazarse hasta la calle Luis Vives, junto a Fernando el Católico para llegar a la oficina de Correos que les corresponde. Algo que supone “un trastorno” para quienes viven en estas zonas de la ciudad, según Jorge Hidalgo, presidente en funciones de la Asociación de Vecinos Arqueros de Arcosur.

“Confiábamos mucho en la celeridad en la construcción de la nueva oficina, pero los plazos se van dilatando”, lamenta Hidalgo. También en Valdespartera creen que la nueva sucursal serviría para hacer el servicio “más ágil y rápido”. “Son dos barrios jóvenes y, por tanto, con un alto volumen de comercio electrónico. Muchas veces, si te pillan fuera de casa, tienes que ir a buscar el paquete hasta ahí”, comenta Lahoz.

Desde Arcosur aseguran que son conscientes de que es complicado que el día de mañana tengan una oficina de Correos en la puerta de sus casas, pero la apertura de la de Valdespartera facilitará su día a día. “Es evidente que acercar los servicios a nuestro barrio mejorará nuestra vida. Ya hacemos nuestra vida comercial en Valdespartera: vamos al mercado, al médico… y podremos coger ahí nuestras cartas o paquetes”, concluye Hidalgo.

Etiquetas
Comentarios