Despliega el menú
Zaragoza

sucesos en zaragoza

Acuchilla a su expareja en el portal de su vivienda en Torrero y luego se suicida

Varios testigos han presenciado la agresión a la mujer, que ha sido trasladada al Hospital Miguel Servet de Zaragoza y está fuera de peligro. El hombre ha huido del lugar y luego se ha quitado la vida

Una imagen de la calle Sierra Purroy, en el barrio de Torrero, donde ha aparecido el cadáver de un hombre.
Una imagen de la calle Sierra Purroy, en el barrio de Torrero, donde ha aparecido el cadáver de un hombre.
Oliver Duch

Una mujer vecina de la avenida de América ha sido acuchillada este lunes por su excompañero sentimental, que después se ha suicidado con la misma arma. La víctima de este crimen machista frustrado salvó probablemente la vida gracias a la decidida intervención de varios ciudadanos que presenciaron la agresión a través de los cristales del portal en el que el hombre la había estado esperando.

Los vecinos, al ver lo que estaba ocurriendo, no dudaron en golpear la puerta con insistencia y llamar a todos los timbres del portero automático hasta que los residentes la abrieron, momento en que el agresor aprovechó para salir corriendo. 

Unos minutos después, sobre las 9.20, Didier B. C., de 28 años, fue hallado muerto con el cuchillo clavado en el pecho en la entrada de un garaje de la cercana calle de Lasierra Purroy, a 200 metros del lugar.

Los testigos de la agresión estaban totalmente impresionados por la escena que les tocó vivir. Una de las que primero acudió en auxilio de la víctima fue la dueña de la farmacia situada en el local contiguo al portal. "Él estaba encima golpeándola, obcecado, y ella chillaba desesperada. Él no decía nada, solo la agredía con saña", contaba.

Fueron sus gritos los que hicieron que, junto a otra vecina, se asomaran al portal y vieran lo que estaba ocurriendo. No dudaron en llamar a todos los timbres de la casa pidiendo que abrieran y avisasen a la Policía. En el momento en que la puerta se abrió, el agresor salió descontrolado corriendo por la avenida de América. 

"Casi le pilla un coche", explicó otro testigo, que vio cómo un viandante le ponía la zancadilla en un intento de detenerlo y le hacía caer al suelo. Didier B. C. perdió una zapatilla y las gafas, pero siguió su huida y cruzó por la calle de Doctor Ibáñez hasta llegar a Lasierra Purroy.

Tras ese corto recorrido se metió en la entrada de un garaje y en un rincón, junto a la persiana bajada, se hirió varias veces con el cuchillo en el pecho y se quitó la vida, según confirmaron fuentes policiales.

En un principio se llegó a pensar que se podía haber clavado accidentalmente el arma al caer al suelo, pero hubo testigos que vieron cómo se infligía la herida él mismo. 

Además, en la calle no había ningún rastro de sangre -cuando la reacción instintiva es sacarse el arma y, por tanto, comenzar a sangrar- y solo se acumuló en el punto del garaje donde se encontró su cadáver. "Si hubiera recibido la herida al caerse no habría podido seguir corriendo y se habría desplomado por la insuficiencia respiratoria", indicó un experto.

Mientras tanto, en la avenida de América, la herida esperaba la llegada de los servicios médicos. «Yo llamé al 112 y solo deseaba oír las sirenas de la ambulancia. La espera se hizo muy larga; pensaba que no llegaban nunca», recordaba la farmacéutica.

Didier B. C. nació en Colombia pero llegó a España cuando era un adolescente para residir junto a sus padres y su hermana en la localidad turolense de Híjar.

Allí estudió Educación Secundaria Obligatoria y tuvo varios trabajos vinculados a la jardinería y la hostelería. Después se trasladó a vivir a la capital aragonesa, donde siguió vinculado a este último sector. Actualmente, trabajaba de cocinero en un local de la localidad zaragozana de Fuentes de Ebro.

El fallecido había sido pareja de la mujer durante unos cinco años y tenían un hijo en común. Al parecer, cortaron su relación en 2014 aunque se siguieron viendo para cumplir el régimen de visitas con el niño. Hasta el pasado mes de abril estuvo vigente una orden de alejamiento dictada contra él por un juzgado de Violencia contra la Mujer, a raíz de una denuncia por malos tratos.

No obstante, los vecinos de la finca de la avenida de América en la que ocurrieron los hechos aseguraron que solían ver a la pareja junta con el niño y que se mudaron allí hace unos tres años.

Etiquetas
Comentarios