Despliega el menú
Zaragoza

zaragoza

"Antes aquí venía mucha gente. Ahora es una plaza para perros"

Los vecinos de Valdefierro denuncian la situación de la plaza del final de la calle Proción, donde los excrementos y el olor a orín han terminado por espantar a los usuarios.

Plaza de la calle Proción, en Valdefierro
Plaza de la calle Proción, en Valdefierro
L. R.

Al final de la calle Proción, ya lindando con la calle Miguel Ángel Blanco, en Valdefierro, hay una pequeña plaza que hasta hace no mucho servía de lugar de reunión para los vecinos. Tan solo tiene un par de bancos, pero muchos residentes la utilizaban para descansar después de subir las escaleras que salvan el desnivel de una parte y otra del barrio. Sin embargo, desde hace unos meses, apenas hay vecinos que la utilicen. El motivo es que algunos propietarios de mascotas la han convertido en un pipicán para que sus perros hagan sus necesidades.

Así lo denuncia la Asociación de Vecinos Aldebarán de Valdefierro, que quiere recuperar este espacio para el uso para el que fue concebido. “Es una placita que está muy bien. Siempre ha estado algo sucia, pero ahora está impresentable. Antes venía mucha gente, pero ahora parece exclusiva para perros”, explica Juliana Algaba, presidenta del colectivo vecinal. Tanto ella como otros vecinos solían acudir ahí con los más mayores, pero ante el hedor y la gran cantidad de excrementos que se encuentran cada día prefieren evitarla. “No se puede ni entrar. Los dejan mear en las patas de los bancos y sube todo el olor. Algunas ventanas dan a la placita y los vecinos no pueden ni abrirlas”, comenta indignada. Se trata, además, de una zona con bastante tránsito de peatones y en la que el Festival Asalto intervino en la edición de 2017.

Los problemas comenzaron hace unos meses, coincidiendo con el inicio del verano, y la asociación está decidida a poner fin a esta situación. “Con el verano ha sido demencial. No sé si por el calor les daba pereza llevar a los perros a otras zonas o qué”, dice Algaba.

La imagen que presenta a diario la plaza es “de vergüenza”, según los vecinos. El barrendero acude a limpiarla a diario, pero desde el colectivo aseguran que está “harto”, y que el problema se repite en otras calles como Heraldo de Aragón y la zona infantil de la calle Arias.

El firme de la plaza de Proción es de tierra –aunque el colectivo solicitará próximamente que se asfalte-, lo que atrae a numerosos propietarios que acuden ahí con sus mascotas para que hagan sus necesidades. “Entran, dejan sus cosas y se van. Ya no es solo que no recojan los excrementos, es que no deberían ni entrar. Hay muchas zonas de Valdefierro a las que pueden llevarlos”, señala Algaba, que pone como ejemplo el Corredor Verde, donde hay zonas habilitadas para la suelta.

Desde la Asociación de Vecinos Aldebarán recuerdan que, en otras ocasiones, han puesto en marcha campañas para apelar al civismo de los ciudadanos y animar a los propietarios de mascotas a que cumplan con sus obligaciones. El colectivo pegó carteles dando consejos e informando de la ubicación de papeleras y bolsas para perros. Reconocen que, a raíz de estas acciones la situación mejoró mucho, sobre todo en la zona de la urbanización Puerta de Hierro, aunque también en el resto del barrio. “Son efectivas, pero cuestan mucho dinero”, lamenta Algaba.

Trabajo de cara al nuevo curso

El asunto de los excrementos y la convivencia entre mascotas y espacio público será llevado por la asociación a la próxima Junta de Distrito. El colectivo, que celebró su primera reunión tras el parón veraniego el pasado lunes, trabajará durante este año en otros asuntos relacionados con la limpieza y el urbanismo.

La legislatura pasada comenzaron a plantear la pacificación de la plaza de la Inmaculada, una reivindicación que retomarán este año. Allí, el colectivo sugiere cerrar una calle al tráfico y dar prioridad al tránsito peatonal. “Es el centro neurálgico del barrio, y es una zona muy pequeña”, explica Algaba.

Además, pedirán medidas para reducir la velocidad a la que que los coches circulan por la calle Obispo Peralta. “Pasan muy rápido por delante de la puerta del centro cívico, una zona en la que hay muchos niños”, comenta.

El colectivo también reclamará una intervención en la zona final de la calle Aldebarán, donde hay unos solares en los que se instalaron mesas de pinpón y que ahora “se comen las hierbas. Por último, solicitarán la instalación de bancos y árboles en las inmediaciones de la pista de patinaje de la calle Orión. “Hemos conseguido que los dueños de los perros lo respeten, porque entraban mucho. Van muchos niños pero no hay ninguna sombra”, concluye.

Etiquetas
Comentarios