Despliega el menú
Zaragoza

Tormentas en aragón

Una intensa tromba de agua anega la autovía A2 entre Ariza y Cetina

La Guardia Civil desvió a los conductores primero por las vías de servicio paralelas a la carretera aunque después se utilizó el carril derecho. Además, tres trenes regionales se vieron interrumpidos por las lluvias y Renfe tuvo que dar servicio alternativo por carretera. Esta madrugada se ha restablecido el servicio. 

La Guardia Civil está desviando a los conductores desde las 17.45 por las vías de servicio paralelas a la carretera tanto en dirección Madrid como en sentido Zaragoza.
La Guardia Civil está desviando a los conductores desde las 17.45 por las vías de servicio paralelas a la carretera tanto en dirección Madrid como en sentido Zaragoza.

Una intensa tromba de agua anegó este viernes en pocos minutos la autovía A2 entre los términos zaragozanos de Ariza y Cetina. El tráfico no se llegó a cortar, aunque discurría con lentitud pasadas las 19.00. Agentes de la Guardia Civil desviaron primero a los conductores por las vías de servicio paralelas a la carretera, aunque después despejaron el carril derecho para permitir el paso. En concreto, el tramo afectado por las inundaciones en la calzada fue la autovía A2 desde el kilómetro 202 al 193, aproximadamente. A causa de las fuertes lluvias caídas en la zona se vio también afectado el servicio ferroviario (restablecido esta madrugada) y Renfe tuvo que dar servicio alternativo por carretera para tres trenes regionales con objeto de garantizar la movilidad de los 80 viajeros afectados. 

La circulación no se restableció por completo hasta las 1.40 de este sábado debido a las balsas de agua. También de madrugada ha quedado restablecido el servicio ferroviario, según han informado desde Renfe.

Las máquinas trabajan para retirar el agua y el lodo de la calzada en la A2.
Las máquinas trabajan para retirar el agua y el lodo de la calzada en la A2.
Macipe

El agua cayó también con intensidad en esta zona de la comarca de la Comunidad de Calatayud. En el caso del casco urbano de Ariza, los registros indicaron unos 20 litros por metro cuadrado en el primer tramo de la tarde, según apuntaba el alcalde, José Carlos Tirado. "Solo ha sido agua y algo de viento, lo que nos preocupa es que el tramo urbano del río Jalón sigue sin limpiar y no sabemos si puede bajar crecido", se lamenta, apuntando que no ha habido desperfectos dentro del pueblo.

A escasos kilómetros, en la vecina Cetina, tampoco hubo daños en el pueblo. "Han caído en torno a los 20 litros y solo ha bajado un poco el barranco que pasa por el centro y con bolas pequeñas de granizo", explicaba, Angelines Maicas, concejal del Ayuntamiento. Asimismo, señaló que en la mañana del viernes "ya bajaba algo el barranco, por lo que esta noche ha tenido que caer algo también".

Retenciones en la A-2 a consecuencia de las intensas lluvias caídas en los términos de Cetina y Ariza.
Retenciones en la A-2 a consecuencia de las intensas lluvias caídas en los términos de Cetina y Ariza este viernes por la tarde.
Laura Lacarra

Por su parte, en Alhama de Aragón, los pluviómetros iban en el mismo sentido: 21 litros por metro cuadrado, según los datos del que tiene instalado la Agencia Estatal de Meteorología. “Ha sido más flojo que la tormenta de finales de agosto y no ha producido daños. Baja un poco el barranco, pero sin complicaciones”, contaba Raquel Peña, segunda teniente de alcalde del Consistorio.

Así han quedado algunas viñas en Longares.
Así han quedado algunas viñas en Longares.
HA

También entre Cariñena y Longares (Campo de Cariñena) se han producido precipitaciones, en este caso tanto en forma de lluvia como de granizo que ha dejado el suelo blanco. En esta comarca ya ha empezado la vendimia. En el pueblo, según apuntó su alcalde, Miguel Jaime, habían caído unos 15 litros y bastante granizo en la N-330, tiñendo la calzada de blanco. "Creemos que ha sido en una zona muy limitada, pero todavía es pronto para saber qué grado de daño hay", explicaba Manuel Tejero, también de UAGA.

Granizo entre Cariñeña y Longares.
Granizo entre Cariñeña y Longares.
Heraldo.es

En la comarca del Aranda también ha llovido con intensidad. El Sistema Automático de Información Hidrológica de la Cuenca Hidrográfica del Ebro ha informado de que en Trasobares este viernes hasta las 19.30, aproximadamente, ya se habían recogido 67,8 litros por metro cuadrado (58,4 litros por metro cuadrado en la última hora). El agua cayó con tanta intensidad que los conductores tuvieron que parar al no poder transitar con seguridad por la carretera. La cobertura móvil también se ha visto afectada. 

En Épila (Valdejalón), la tormenta descargó en forma de granizo. "Ha empezado desde Lucena y ha sido, sobre todo, una franja en dirección a Lumpiaque, lo que ha cogido, ahora especialmente manzanas lo ha destrozado. Estamos hablando, así a primera vista, de daños del 100%", detallaba José Manuel Ramiro, agricultor y coordinador de Uaga en Valdejalón. "Todo será para tirar, aunque hasta el lunes no sabremos el verdadero alcance", puntualizaba. Según sus cálculos, la descarga pudo durar poco más de un minuto.

Restablecido el servicio ferroviario

Durante la madrugada de este sábado, los trabajos de los técnicos de Adif han permitido restablecer el servicio ferroviario entre Alhama y Ariza, que quedó interrumpido en la tarde de este viernes a causa de las fuertes lluvias caídas en la zona. Durante el corte, Renfe restableció un servicio alternativo por carretera para tres trenes regionales con objeto de garantizar la movilidad de los 80 viajeros afectados. 

Etiquetas
Comentarios