Despliega el menú
Zaragoza

zaragoza

Los vecinos de Movera advierten del mal estado del parque de las Virreinas

El entarimado de madera que recorre el parque está levantado en algunas zonas y hundido en otras, y la Asociación de Vecinos Los Hondos del Tejar ha pedido que se tomen medidas.

Pasarela del parque de las Virreinas en Movera
Pasarela del parque de las Virreinas en Movera
AVV Los Hondos del Tejar

Pasear por el parque de las Virreinas, en el barrio rural de Movera, puede considerarse un deporte de riesgo. Especialmente si se hace a través de la pasarela de madera que hace las veces de vial, cuyo mal estado preocupa a los vecinos. Los listones que la forman se han levantado y hundido, y muchos de los clavos que los sujetaban están a la vista. Por ello, ante el peligro que suponen para los residentes de la zona, la Asociación de Vecinos Los Hondos del Tejar ha pedido a la administración que intervenga.

El colectivo denunció la situación por primera vez el pasado día 3 de septiembre ante la Junta Vecinal de Movera, a la que remitieron un documento y varias fotografías de los desperfectos. También lo puso en conocimiento del Ayuntamiento de Zaragoza el pasado 12 de septiembre, hace tan solo unos días. Por el momento, solo han recibido respuesta del consistorio, que asegura que “la queja ha sido trasladada al responsable del servicio de Parques y Jardines, desde donde se intentará dar respuesta a la solicitud”.

El parque de las Virreinas está situado en plena avenida de Movera, entre los números 307 y 309. Se construyó hace alrededor de una década y, desde entonces, la pasarela de madera no ha dejado de dar problemas. “Cuando hicieron la plaza les pareció algo muy moderno ponerla, pero nunca ha habido un mantenimiento. Este tipo de madera no está tratada para estar a la intemperie”, señala Soledad Hernández, presidenta de la asociación de vecinos.

Parque de las Virreinas, en Movera
Parque de las Virreinas, en Movera
AVV Los Hondos del Tejar

La pasarela sirve a los vecinos para acceder a los bancos sin tener que caminar por la tierra. Sin embargo, pasear por encima de ella puede resultar incluso peligroso. “Las que no están levantadas se hunden cuando las pisas, yo misma lo he comprobado”, asegura Hernández. Además, a las tablas que se mueven se suman las que han desaparecido y las que hay agrietadas. “El servicio de Parques y Jardines viene, poda y corta los setos, pero nos parece increíble que nunca se hayan revisado esos tableros”, lamentan desde el colectivo.

El parque, que toma su nombre de las urbanizaciones que hay a su alrededor, es una zona muy frecuentada por quienes residen cerca de él. Además, muchas colonias de verano también lo utilizan para organizar allí sus juegos y actividades. Razón de más, según la asociación, para preocuparse por la seguridad de los pequeños. “Tal y como están los listones de la plaza, cualquier crío puede ir corriendo y tener un susto”, comenta Hernández, que añade que la prevención “tiene que ir por delante”.

Para la asociación, una de las soluciones pasaría por mejorar el mantenimiento de la zona, aunque si esto no fuera posible, abogarían directamente por eliminar la pasarela de madera. “Si no puede cuidarse en condiciones, que se quite, porque no hace ni siquiera bonito”, señalan.

A la espera de una fuente

Los vecinos de Movera también están a la espera de que se instale en el parque de las Virreinas una fuente de agua potable, ya que no hay ninguna en sus proximidades. Es algo que las distintas entidades del barrio han demandado desde que la plaza se inauguró, y aunque por el momento no hay ni rastro del surtidor, la Junta Vecinal está contemplando su instalación.

La fuente se solicitó a través de los presupuestos participativos de 2018-2019 y, aunque no salió adelante, fue una demanda elegida por la Junta para utilizar el remanente que sobró tras ejecutar las cinco propuestas, es decir, 2.692 euros.

La conclusión a la que llega la asociación es que este parque no recibe el mismo mantenimiento que otras zonas verdes del barrio, como la plaza Mayor o el parque de la calle Padre Claret. “Toda la zona que rodea la plaza principal del barrio y sus aledaños están muy bien cuidados, pero la de las Virreinas no”, afirma Hernández, que cree que no se presta la misma atención a la zona centro que a otras del barrio.

La noticia que sí han acogido con mucha satisfacción los vecinos de la zona es que la DPZ licitará “en breve” el arreglo de la travesía de Movera, es decir, del tramo de la CV-314 que discurre por el núcleo del barrio. El proyecto incluye la reparación de aceras y pavimento, así como la instalación de farolas y árboles. “Hacía años que se tenía que haber hecho”, recuerdan desde la asociación.

Etiquetas
Comentarios