Despliega el menú
Zaragoza

El Ayuntamiento de Zaragoza estudia habilitar carriles 30 en avenidas para que circulen patinetes

Movilidad busca dar una solución a los usuarios de estos vehículos que, según la actual ordenanza, no tienen permitido transitar por las calles sin vías ciclistas.

Un ciclista circula por un carril pacificado en el Paseo del Prado de Madrid
Un ciclista circula por un carril pacificado en el Paseo del Prado de Madrid
Enrique Cidoncha

El Ayuntamiento de Zaragoza estudia habilitar carriles 30 en las grandes avenidas donde no existen vías ciclistas ni pacificadas para que puedan circular por ellas los usuarios de patinetes, ya que con la actual ordenanza -aprobada en la anterior corporación- lo tienen prohibido. De esta forma, el gobierno PP-Cs busca solucionar uno de los mayores problemas que dejó la nueva regulación, que restringe el paso de estos vehículos de movilidad personal en grandes áreas de la ciudad, como María Agustín, Cesáreo Alierta o La Almozara.

De momento, los técnicos de Movilidad analizan las implicaciones y definen las posibles zonas de actuación, pero la concejal del área, Natalia Chueca, apuesta por esta alternativa. "En las calzadas dobles que no están pacificadas hay que encontrar una solución y tenemos claras algunas ideas que se han aplicado en otras ciudades, como dejar el carril de la derecha a 30 km/h para coches, bicis y patinetes, y el de la izquierda, normal", detalla.

Es decir, se aplicarían distintas velocidades máximas de circulación para carriles de una misma calzada y sentido, como ya ocurre, por ejemplo, en muchas autovías a su paso por túneles. La fórmula no es nueva, y como señala Chueca, se ha aplicado en otras urbes, como Madrid. Se trata de suplir la carencia de carriles bici sin la necesidad de ejecutar obras y, por tanto, a un menor coste.

El nuevo gobierno PP-Cs ya ha dejado claro que la política de ampliación de la red de carriles bici que impulsó ZEC va a cambiar. La ejecución de cinco de vías ciclistas decididas por los vecinos a través de los presupuestos participativos se han paralizado: se trata de las previstas para Cesáreo Alierta, Pablo Ruiz Picasso, Camino del Pilón, Fray Julián Garcés y Alonso V.

En el Consistorio consideran que los servicios están "colapsados" y se quiere hacer una "revisión" para dar un "sentido global" a las intervenciones. La propia Natalia Chueca ha asegurado en más de una ocasión que va a apostar por los carriles bici pero "con la importancia relativa que tienen en cuanto al número de usuarios".

80% de calles pacificadas

Ante las críticas de los usuarios por las zonas de paso restringido que imponía la nueva ordenanza -que salió adelante con el apoyo de todos los partidos salvo el del PP-, el anterior equipo de gobierno de ZEC defendió que el 80% de las calles están pacificadas y son, por tanto, aptas para circular con un vehículo de movilidad personal. Además, se destacó que la red de carriles bici ya cuenta con 130 kilómetros de longitud.

Sin embargo, el nuevo texto no permite acceder en patinete a grandes zonas ‘olvidadas’ de Zaragoza como, por ejemplo, La Almozara. Allí los vecinos no tienen manera de entrar al barrio sobre un patinete ya que no cuenta con carriles bici y las vías de acceso (las avenidas de La Almozara, Puerta Sancho y Pablo Gargallo) no están limitadas a 30 km/h.

La enorme pastilla urbana en torno al cruce de los paseos de María Agustín y de Pamplona con César Augusto también supone un reto para los patineteros: la circulación se articula a través de grandes vías sin pacificar y los carriles bici brillan por su ausencia.

Ante este escenario, el gobierno quiere dar una solución a corto plazo que no suponga un gran desembolso económico y para ello, además, deberá modificar la ordenanza. En principio contará con el apoyo de colectivos como Zaragoza en Bici, ya que en el periodo de aportaciones públicas para la nueva regulación propusieron crear los denominados carriles 30 en las grandes avenidas. "Fue una idea nuestra, así que nos parece estupendo", señala Javier Tello, su portavoz.

Sin embargo, en su opinión, esa solución debe tener en cuenta los problemas que podrían generar los vehículos aparcados en doble fila, y otras cuestiones de seguridad vial, que fueron precisamente el motivo que dio el anterior gobierno para denegar su propuesta. Además, Tello pide que, de hacerse efectiva esta medida, "no se convierta en una excusa para dejar de hacer carriles bici".

Etiquetas
Comentarios