Despliega el menú
Zaragoza

Dos jóvenes aceptan dos años de prisión por desvalijar siete oficinas en una noche

Reconocieron ser los autores de siete robos en otros tantos despachos profesionales del entorno de Gran Vía.

Un vehículo de la Policía Nacional
Un coche de la Policía Nacional en una imagen de archivo

Alejandro Retama, de 32 años, y su primo Álvaro Cano, de 18, reconocieron ser los autores de siete robos en otros tantos despachos profesionales del entorno de la Gran Vía de Zaragoza cometidos en la madrugada del pasado 1 de abril. Atendiendo a que los acusados depositaron en el juzgado 1.943 euros (y que la Policía les intervino gran parte del dinero sustraído), la Fiscalía accedió a rebajar su petición inicial de condena y dejarla en dos años de cárcel, la pena mínima por un delito continuado de robo, que ellos aceptaron.

Igualmente, se conformaron con una pena multa de un mes por un delito leve de estafa, ya que gastaron 300 euros de una tarjeta de crédito que sustrajeron. Lo que no aceptaron fue la pena de 18 meses de prisión que pide la Fiscalía para cada uno de ellos por tráfico de drogas, ya que hallaron en su poder 143 gramos de hachís. Ambos alegaron que son toxicómanos y que esa sustancia era para su consumo propio, como defendió la abogada de Cano, Olga Oseira.

Alejandro Retama tampoco quiso reconocer un delito de tenencia ilícita de armas, por el que el fiscal solicita otros 18 meses de cárcel, por llevar en su bolsillo una defensa eléctrica o taser, considerada un arma prohibida. "Eso no hace nada. Lo compré legalmente en Andorra para la protección de mi madre y no hace daño. Si quiere se lo demuestro", dijo a la juez, que no accedió.

Los dos acusados fueron detenidos por la Policía cuando circulaban en un Citroën C3. Procedían de Valencia y en una sola noche desvalijaron siete despachos profesionales de abogados, aseguradoras, centros de negocios o médicos de la Gran Vía y su entorno. En su poder tenían gran cantidad de herramientas para reventar puertas y 2.700 euros en efectivo. Desde entonces están en prisión provisional.

Etiquetas
Comentarios