Despliega el menú
Zaragoza

ARAGÓN EN FIESTAS

Los danzantes protagonizan el día grande de Graus

La sátira y un pequeño toque gamberro han aparecido con los cabezudos y una nueva Mojiganga

Con la calle como escenario y los grausinos como colaboradores, el protagonismo del pueblo ha vuelto a quedar hoy de manifiesto en el primero de los días grandes de las fiestas patronales de Graus en honor del Santo Cristo y de San Vicente Ferrer. En esta jornada fueron testigos en primera fila el vicepresidente del Gobierno de Aragón, Arturo Aliaga, y la consejera de Ciudadanía, Victoria Broto, que han disfrutado en Graus, y con los vecinos y sus numerosos visitantes, de una muy intensa jornada de fiestas.

La Procesión de San Vicente presidida por los repatanes, las autoridades y el prior de la cofradía, con los mozos danzantes interpretando el baile de la Cardelina, y la primera actuación de estos mismos en la plaza Mayor ha marcado un año más el tono de la jornada. Junto con los danzantes, la comparsa de cabezudos, caretas, caballez, gigantes y furtaperas han hecho la delicia de los presentes en el primero de los días grandes de estas fiestas. En una plaza Mayor rendida, la entregada ejecución de los bailes de las espadas y las cintas han sido aplaudidos largamente por unos presentes que también han disfrutado de lo lindo con el toque gamberro con el que los cabezudos ponen el contrapunto irónico a las evoluciones de los danzantes. La explosión de grandes sandías lanzadas en pedazos sobre la concurrencia es ya una de las actividades clásicas de estos que, este año, han hecho especial broma del tema de los jabalíes que el pasado invierno campaban a sus anchas por las calles del pueblo.

Otro de los momentos claves del desarrollo de la fiesta en Graus ha sido la representación de una nueva edición de la Mojiganga, un singular espectáculo satírico dramatizado que pone en solfa lo acontecido en los últimos doce meses. El espectáculo ha tenido este año como excusa argumental la celebración de una boda gay en el Ayuntamiento que acaba con los contrayentes como Reyes y demiurgos de la función. Bajo su mandato se han ido sucediendo diversos números que no han dejado indiferente a la concurrencia.

En ellos, los actores han ido desgranando encima del escenario diversos aspectos que han marcado la vida local en los últimos doce meses y denunciando otros. Asuntos como la suciedad en las calles o el cambio climático han tenido cabida en un guion en el que también se ha hablado de la jubilación de un sanitario que ha prestado largos años sus servicios en el Centro de Salud o del resultado de las elecciones municipales con el cambio de gobierno en la localidad. Todo ello acompañado de momentos musicales que han llevado el regocijo al público asistente.

Etiquetas
Comentarios