Zaragoza

zaragoza

Caminar o circular por San Juan de Mozarrifar tiene sus obstáculos

Los vecinos llevan tiempo demandando la apertura de una nueva calle para aliviar una de las entradas del barrio, aunque el proyecto nunca ha salido adelante.

En el punto más estrecho de la calle de San Juan son frecuentes los embotellamientos
En el punto más estrecho de la calle de San Juan son frecuentes los embotellamientos
AVV El Castellar

Acceder al barrio rural de San Juan de Mozarrifar es sencillo si se hace desde la A-23, a través de la rotonda de la Ciudad del Transporte. La tarea se complica, no obstante, si en lugar de entrar por la parte norte del vecindario se hace por la calle San Juan, cuyos últimos 150 metros se estrechan hasta poner en un aprieto a los conductores.

La calle San Juan es de dos direcciones y soporta también el paso de dos líneas de autobús, la 102 y la N12, por lo que los embotellamientos son algo que se repite con frecuencia en la zona. Para tratar de solventar la situación, los vecinos llevan intentando desde hace dos años que se abra una nueva vía que conecte la calle San Juan con la calle Mosén Manuel López Artal. La idea es convertir San Juan en una calle de dirección única y desviar el tráfico, de subida o de bajada, por la calle nueva. Y aunque su lucha no ha dado frutos hasta el momento, seguirán peleando para conseguir esa calle que alivie un poco la circulación.

Es una petición avalada por la Junta y la Alcaldía, y el proyecto estrella de la asociación”, explica Antonio Giménez, presidente de la Asociación de Vecinos El Castellar de San Juan de Mozarrifar. El proyecto nunca se ha llevado a cabo, entre otras cosas, porque ya en 2018 se emitió un informe desfavorable de dicha actuación, pero el colectivo vecinal asegura que se trata de un asunto “primordial”. “Hay mucho malestar y la gente está por movilizarse”, apunta Giménez.

Otra de las reivindicaciones de la asociación tiene que ver con la movilidad peatonal y la necesidad de que se construyan nuevos andadores. El colectivo cree que se debería habilitar un andador peatonal a lo largo de la carretera de Cogullada, que carece de arcén y es ampliamente utilizada por los vecinos. “Tenemos el campo de fútbol a un kilómetro del barrio y, al estar el equipo en Tercera División, cada vez va más gente a los partidos. Los que bajamos desde San Juan lo hacemos por la carretera, y ya hemos tenido varios sustos”, explican.

También reclaman otro andador que vaya desde la rotonda de la Ciudad del Transporte hasta el cementerio, si bien ese tramo de carretera pertenece al Ministerio de Fomento. Los vecinos que van caminando hasta el camposanto deben llegar hasta la rotonda de la Ciudad del Transporte y coger la salida hacia la N-330. Y aunque hay arcén, el colectivo cree que la mejor solución es alargar un centenar de metros las aceras de la rotonda de la Ciudad del Transporte. “La Guardia Civil ha echado el alto ya a algunos vecinos porque nos dicen que tenemos que llevar chaleco reflectante”, comentan. No obstante, esta propuesta también se desestimó al no contar con proyecto de urbanización ni con consignación de la partida presupuestaria oportuna.

Otro de los problemas que sufre el barrio es la falta de iluminación en algunas de sus calles. Ante la ausencia de grandes zonas verdes, muchos vecinos optan por caminar por los alrededores del núcleo urbano. Sin embargo, quienes lo hacen por la calle del Río, van quedándose a oscuras a medida que se acercan al polígono de Las Lamas. Por eso, la asociación quiere que el alumbrado público se extienda hasta la zona industrial. “Hace ocho meses que presentamos los escritos, pero a los barrios rurales nos tienen un poco abandonados”, lamenta Giménez.

Arreglos en las tuberías

Hace un lustro, en San Juan de Mozarrifar también eran frecuentes los reventones y las fugas en las tuberías. Y aunque la situación ha mejorado mucho y “nada tiene que ver” con lo que sucedía años atrás, todavía se producen averías puntuales que hacen que el agua brote durante días por sus calles.

Es lo que está pasando estos días en pleno centro del barrio, concretamente en la calle de Alejandro Palomar, a la altura del número 6. Ahí, según denuncia una vecina, existe una fuga de agua desde hace cerca de un mes. “Desde Alcaldía ya notificaron la avería a Vialidad y Aguas. Nos contestaron que ya tenían el aviso, pero que iban hasta arriba y no sabían cuándo iban a poder arreglarla. No es mucha fuga, pero sí que es constante, y el agua se va perdiendo”, señala la vecina.

Desde la Asociación de Vecinos El Castellar explican que se deberá determinar “si se trata de la fuga de una tubería general o de otro tipo, porque probablemente en este punto hasta haya cuatro tomas de cuatro personas distintas”. Además, recuerdan que cuando ha habido reventones de gran magnitud, se ha actuado al momento. “Dependiendo de la prioridad del caso actúan con más o menos celeridad”, señalan

Con todo, Giménez asegura que el 90% de las tuberías de San Juan de Mozarrifar se han renovado en los últimos años, lo que ha reducido el número de incidencias de este tipo de manera considerable.

Etiquetas
Comentarios