Despliega el menú
Zaragoza

TRANsPORTE AÉREO

La peripecia de un vuelo de Zaragoza a Venecia: 6 horas sin despegar y desviado a Verona

Los pasajeros denuncian que a esa doble demora se sumó también el hecho de que el autobús que debía llevarles de Verona a Venecia tardó otras dos horas en salir. La compañía Volotea explica que todo se debió a motivos "operacionales" y "logísticos".

LLEGADA AL AEROPUERTO DE ZARAGOZA DEL VUELO DE VOLOTEA MENORCA - ZARAGOZA / 01/07/2018 / FOTO : OLIVER DUCH [[[FOTOGRAFOS]]]
Imagen de archivo de un vuelo de Volotea en el aeropuerto de Zaragoza.
Oliver Duch

Los pasajeros que el pasado jueves viajaron en el vuelo de la compañía Volotea que conecta Zaragoza con Venecia sufrieron un retraso en el despegue de más de seis horas y además acabaron aterrizando en el aeropuerto de Verona. Ese cambio de destino añadió una nueva demora al trayecto, ya que tuvieron que ir de Verona a Venecia por carretera (cuesta aproximadamente una hora y media) y por si fuera poco el autobús que les puso la aerolínea tardó unas dos horas en salir.

Estas incidencias provocaron quejas entre los viajeros, que además del retraso denuncian que durante la espera en Zaragoza la compañía Volotea solo les ofreció agua y zumos (cuando en el aeropuerto ya no había ningún establecimiento en el que comprar comida) y que la aerolínea tuvo tiempo suficiente para haber adelantado la salida del autocar que transportó a los pasajeros de Verona a Venecia.

De hecho, uno de los afectados explicó en su cuenta de Twitter que, debido a esas dos horas añadidas de retraso por la tardanza del autobús, muchos pasajeros decidieron buscarse su propio transporte hasta Venecia. “Cada uno nos hemos preparado el traslado a Venecia como hemos podido y (no ha habido) nadie de la compañía en Verona para darnos explicación”, criticó este viajero.

El vuelo Zaragoza-Venecia del pasado jueves 5 de septiembre tenía que haber despegado a las 21.00, pero se retrasó más de seis horas y no partió de la capital aragonesa hasta pasadas las 3.00 del día siguiente. Además, el avión no aterrizó en Venecia, sino en Verona, lo que alargó aún más el viaje porque los pasajeros tuvieron que desplazarse hasta su destino final en carretera.

Según explicó un usuario de la página dedicada al aeropuerto de Zaragoza dentro del foro de internet Skycraper City, esa demora se debió a problemas técnicos que impidieron que el vuelo afectado se operara con el avión Boeing 717 que realizó las conexiones anteriores. En su lugar tuvo que volar hasta la capital aragonesa un Airbus A319 que fue el que hizo el trayecto hasta Venecia ya en la madrugada del viernes 6 de septiembre.

Ese mismo usuario planteó que el desvió a Verona pudo deberse a requerimientos de la propia compañía Volotea, que habría necesitado tener disponible ese mismo avión para otro vuelo programado para el mismo viernes a primera hora (en la página web del aeropuerto de Venecia se dice que la terminal cierra cuando llega el último vuelo del día).

No obstante, este martes fuentes oficiales de la compañía Volotea se limitaron a explicar que el vuelo del pasado 5 de septiembre entre Zaragoza y Venecia “se tuvo que desviar a Verona debido a motivos operacionales”.

“Por ese motivo se ofreció a todos los pasajeros la devolución del billete o cambiarlo para otra fecha”, detallaron desde la aerolínea. “Nos consta que se informó a todos los pasajeros de esta situación y que se les entregó un ‘voucher’ (un vale) para dietas”.

En cuanto a la demora de la partida del autocar que llevó a los pasajeros de Verona a Venecia, fuentes oficiales de Volotea señalaron que “debido a causas logísticas” el autobús salió a las 7.45, unas dos horas después de la llegada del vuelo.

Como el retraso de este vuelo entre Zaragoza y Venecia fue de más de seis horas, los pasajeros afectados tienen derecho a que la compañía aérea les reembolse el dinero del billete y a recibir además una indemnización por las molestias sufridas. 

Etiquetas
Comentarios