Zaragoza

zaragoza

El Mercado Central estará listo este mes, pero el traslado podría aplazarse a después de Navidad

Aunque las obras finalizarán el próximo día 23, aún faltará el equipamiento interior de los puestos. Muchos detallistas prefieren no hacer coincidir la mudanza con la campaña de ventas navideñas.

La calle trasera del Mercado está casi terminada, con la acera y la calzada al mismo nivel. Ayer, con materiales preparados para el interior.
La calle trasera del Mercado está casi terminada, con la acera y la calzada al mismo nivel. Ayer, con materiales preparados para el interior.
Oliver Duch

Últimos retoques en el Mercado Central. La centenaria lonja de Zaragoza perfila estos días sus acabados, antes de que la empresa que ejecuta las obras entregue los trabajos al Ayuntamiento previsiblemente dentro de dos semanas. Pese a ello, la esperada puesta de largo se podría demorar, según señalan fuentes cercanas al proyecto. El Consistorio ha fijado la fecha de la inauguración para el 28 de noviembre, pero el traslado de los puestos y el estreno real del nuevo Mercado Central corre serio riesgo de quedar aplazado hasta después de Navidad.

Ferrovial, empresa que ejecuta los trabajos, tiene establecida como fecha de entrega de las obras el próximo día 23, después de que el pasado mes de febrero se aprobara retrasar 73 días el límite previsto. En principio, según fuentes consultadas, no habrá problema para cumplir con el plazo, ya que los trabajos en el interior del mercado están prácticamente terminados, mientras que los de la urbanización exterior han recibido un fuerte impulso en los últimos días y están listos a falta de los remates y la limpieza.

Sin embargo, muchos comerciantes ven «imposible» llegar al 28 de noviembre. El Ayuntamiento anunció que el traslado desde el mercado provisional –instalado a escasos metros del Mercado Central para dar servicio durante las obras– a la histórica lonja de Félix Navarro empezaría a comienzos de este mes de septiembre. La realidad es que las obras no están terminadas y en el interior del edificio aún hay que instalar el montaje de los puestos y las cámaras frigoríficas. Unos trabajos que contratan los propios detallistas y que ejecutarán las empresas HMY y Koxka, respectivamente.

La mudanza, por tanto, se está retrasando, por lo que la fecha de inauguración del 28 de noviembre peligra, insisten las fuentes consultadas. Desde el Ayuntamiento, por su parte, señalaron que «de momento» se mantiene como la fecha oficial del estreno. Si no se llega para ese día, no quedará más remedio que dejar el traslado para después de Navidad. Según distintas fuentes consultadas, los comerciantes afectados temen que el estrés del movimiento de los puestos se junte con la campaña navideña, fundamental para su negocio.

Algunos detallistas ven que la inauguración del nuevo proyecto es «una fecha importante» y que hay «demasiados nervios» por lo apurado de los plazos. Previsiblemente, los comerciantes se reunirán en los próximos días para fijar su nueva hoja de ruta.

Además, un retraso en el estreno podría facilitar que los puestos estén llenos en la apertura, o casi. En octubre está previsto que salga la cuarta licitación para que los interesados cubran los nueve mostradores que han quedado desiertos en las licitaciones anteriores. Dos de ellos se van a reservar para la propia operativa del mercado, y los otros siete saldrán a concurso el mes que viene. Cuatro comerciantes se han mostrado interesados en gestionarlos, por lo que hay esperanzas de que el mercado pueda abrir al cien por cien.

Si el Ayuntamiento y los detallistas finalmente pactan retrasar la apertura prevista a después de Navidad, supondría un nuevo aplazamiento con respecto al cronograma previsto, ya que la puesta de largo de la lonja estuvo fijada para antes del verano, después se situó para antes del Pilar, más tarde para el 28 de noviembre… y ahora, si se cumplen estas previsiones, quedaría para principios de 2020

Etiquetas
Comentarios