Despliega el menú
Zaragoza

zaragoza

Los vecinos de Pignatelli lanzan una llamada de socorro para "poder vivir en el barrio"

Unas 200 personas se manifiestan frente al Ayuntamiento de Zaragoza para exigir "una solución a corto plazo" a sus problemas de inseguridad y degradación urbanística.

Los vecinos del entorno de la calle de Pignatelli han dicho “basta ya”. Unas 200 personas se han manifestado este viernes frente al Ayuntamiento de Zaragoza para exigir “una solución a corto plazo” ante el incremento de la inseguridad en el barrio y los graves problemas de degradación que sufren sus calles. En la plaza del Pilar, han recibido el apoyo de los vecinos del Oliver, con quienes comparten unos problemas similares.

Los vecinos han pedido la presencia del alcalde de Zaragoza, Jorge Azcón, aunque ha sido Alfonso Mendoza (presidente de la junta de distrito del Casco Histórico) quien ha dado la cara por el gobierno. Le han entregado un manifiesto dirigido al alcalde con el objetivo de “dar a conocer la grave situación de inseguridad ciudadana y urbanística que se vive, a diario, en el entorno Pignatelli”.

Mendoza ha recogido el documento y ha tratado de explicar el trabajo que ha hecho el actual equipo de gobierno PP-Cs desde que llegó al gobierno. Además, también ha dicho a los representantes vecinales que “hay que saber hacia dónde mira uno” en sus reclamaciones, en referencia a la responsabilidad que tienen la Delegación del Gobierno y el Gobierno de Aragón en materias como la seguridad o los servicios sociales. “El 85% del problema es municipal”, le ha replicado el portavoz de los convocantes, quien ha agradecido la presencia de Mendoza y ha pedido una reunión con Azcón.

En la protesta se han vivido momentos de tensión cuando el concejal y exalcalde de Zaragoza, Pedro Santisteve, se ha acercado. Algunos de los vecinos le han abroncado por su 'inacción en la zona' mientras fue primer edil.

Abucheos a Pedro Santisteve

A la concentración han acudido representantes de todos los partidos políticos salvo de Ciudadanos, ya que Mendoza bajó en representación de todo el gobierno municipal, según explicaron fuentes de la formación naranja. El exalcalde Pedro Santisteve ha sido recibido con pitos, insultos y gritos de “fuera, fuera”. Un numeroso grupo le ha culpado de la situación actual por “no haber hecho nada” cuando estuvo al frente del Ayuntamiento. Santisteve ha dialogado con muchos de ellos y ha explicado que “hay muchos responsables” de la situación actual, entre ellos “los bancos” que han abandonado viviendas en la zona que han sido ocupadas.

Los vecinos ya han advertido de que “habrá más concentraciones si no se toman medidas”, y han mostrado su hartazgo por la situación. María Dolores Hidalgo, vecina “de toda la vida”, ha señalado que “últimamente no se puede vivir en el barrio”, ya que “hay peleas y navajazos día sí y día también”. “A este paso nos van a echar”, se ha lamentado. Según ha comentado, el problema viene “de bastantes años atrás”, pero “se ha agravado ahora que han venido nuevos okupas” y hay “más venta de droga”. “Es vergonzoso que te tengas que meter a las 20.00 a la casa por miedo, así no se puede vivir”, ha concluido.

Ernesto Quintín, otro vecino, ha hablado de la “inseguridad total” que se vive en el entorno de Pignatelli. “En los últimos meses ha ido a más, la gente mayor tiene miedo a salir a la calle”, ha señalado. Otros residentes de la zona que han preferido no dar sus nombres han hablado de muchos amigos y conocidos que han sufrido robos, amenazas y agresiones con el método del ‘mata león’. “Da miedo ir por la calle incluso a plena luz del día”, han señalado. A su juicio, el problema viene de atrás, pero ahora la violencia se produce “con alevosía y sin piedad”.

Otra de las vecinas que han asistido ha achacado el problema a la llegada de “jóvenes que vienen de entornos muy tóxicos”, y que “campan a sus anchas” por el barrio. “Tengo una hija de 18 años y no le dejo que vaya sola, ni siquiera de día”, ha señalado.

La concentración ha contado también con la presencia de representantes de vecinos del barrio Oliver, que también alertan de los problemas de inseguridad que se vive en sus calles. Antonio García, de la asociación Oliver Centenario, ha criticado que el actual alcalde "está minimizando la problemática" del barrio y ha reclamado "más vigilancia" incluso con "cámaras de seguridad". También ha criticado al anterior gobierno de ZEC, ya que "su buenismo nos ha traído a esta situación".

Etiquetas
Comentarios