Despliega el menú
Zaragoza

Los vecinos de Oliver convocan una asamblea para frenar la inseguridad en el barrio

El encuentro se celebrará el próximo domingo 8 de septiembre en el centro cívico Manuel Vázquez Guardiola y servirá para barajar posibles movilizaciones ciudadanas.

Los vecinos de Oliver convocan una asamblea para frenar la inseguridad en el barrio
Coche policial en la calle Antonio Leyva
José Miguel Marco

La Asociación de Vecinos Oliver Centenario y la Plataforma de Vecinos y Vecinas Unidos de Oliver han convocado para este domingo una asamblea con el objetivo de debatir medidas y movilizaciones que ayuden a acabar con la oleada de robos y actos vandálicos que sufre el barrio.

El encuentro, que se ha fijado para el próximo 8 de septiembre a las 11.00 en el centro cívico Manuel Vázquez Guardiola, en la calle Antonio Leyva, nace fruto de la “inseguridad y el hartazgo” con el que los vecinos tienen que convivir casi a diario desde hace unos meses. Una problemática “muy seria” que obligó al Ayuntamiento de Zaragoza a reforzar los dispositivos de seguridad del barrio hace unas semanas. No obstante, algunos vecinos consideran que la vigilancia ya no es tan exhaustiva. “Tras la reunión que tuvimos con la con la presidenta de la Junta de Distrito del Oliver-Valdefierro, Patricia Cavero, y nos dieron lo que pedíamos, que era vigilancia a pie. Sin embargo, esto ha durado unos 12 o 13 días, porque la presencia policial se ha relajado”, explica Antonio García-Moreno, presidente de la Asociación de Vecinos Oliver Centenario.

No obstante, desde el Ayuntamiento de Zaragoza desmienten este extremo y aseguran que la presencia policial no ha disminuido desde el pasado 12 de agosto, cuando se intensificó la vigilancia. “Sigue siendo la misma desde entonces: una patrulla por la mañana, dos por la tarde, y mañana, tarde, y noche pasa el furgón de la UAPO”, confirma Cavero.

Desde el colectivo aseguran que los coches de policía, ya sea Local o Nacional, patrullan constantemente las calles del barrio, pero que lo que de verdad disuade es que los agentes vayan caminando. “A los delincuentes no les gusta verlos andando, porque se pueden meter en portales y no saben por dónde van a salirles”, añaden.

Menos robos y más actos vandálicos

El colectivo vecinal reconoce que, en los últimos días, el número de robos ha disminuido hasta prácticamente desaparecer, a excepción del robo de un bolso que sufrió una señora al descuido mientras paseaba a sus perros. Y es que, lo que más preocupa ahora a los residentes del barrio es la quema de contenedores, que se ha convertido en “algo asiduo”. De hecho, en poco más de una semana, hasta ocho depósitos han ardido en la zona, algunos de ellos de manera reiterada. El último de estos actos vandálicos se produjo durante la noche del lunes, cuando dos contenedores ardieron en la calle Miguel Artigas con tan solo una hora de diferencia y prendieron fuego a otro en la calle San Vicente Ferrer. Hace dos fines de semana, los bomberos también tuvieron que sofocar los incendios de cuatro contenedores en Valdés Guzmán, Antonio Leyva, Lagos de Millares y San Vicente Ferrer.

“La gente está intranquila”, afirma Antonio García-Moreno, que asegura que hay quién ha visto corriendo a los supuestos pirómanos pero “nunca han podido distinguirlos bien”. Y es que, la práctica totalidad de las quemas se producen durante la noche, a partir de las 00.00.

Hasta el momento, dado que los contenedores afectados no están ubicados demasiado cerca de las viviendas, recientemente no se han producido daños materiales más allá del propio depósito. “Una vez sí que ardió un coche que estaba aparcado cerca, pero la rápida reacción de los vecinos con extintores de las comunidades y la actuación de los bomberos ha evitado que haya más”, señalan.

Por todo ello y otros problemas, como la suciedad, el incivismo y la falta de respeto al descanso de los vecinos, estos dos colectivos del barrio han decidido tomar cartas en el asunto y convocar a la ciudadanía para debatir soluciones. Además, García-Moreno lamenta que todavía no se haya convocado el primer pleno de la Junta de Distrito. Esto se debe a que todavía no se ha constituido por completo. De hecho, desde el Ayuntamiento aseguran que, tan pronto como estén constituidas, se fijará una fecha para ese primer pleno. “El consejero de Participación y Relaciones con los Ciudadanos dio de plazo hasta el día 15 de septiembre para presentar a los vocales de cada grupo. En cuanto los tengamos, la convocaremos”, asegura Cavero.

La reunión servirá también a los vecinos para estudiar la posibilidad de llevar a cabo alguna movilización que les de visibilidad. “Si dicen de ir a la plaza del Pilar, iremos; si hay que bajar a los enlaces a cortar alguna calle, iremos. En la reunión veremos hasta qué punto están por implicarse y qué capacidad de movilización tenemos”, afirma el presidente de la entidad vecinal.

Algo parecido harán también este viernes los vecinos de la calle Pignatelli y su entorno para luchar contra la okupación, las amenazas y la suciedad de sus calles. Quienes viven en la zona han convocado una concentración a las 11.00 en la Plaza del Pilar a la que también acudirán representantes vecinales del barrio Oliver como García-Moreno. “Estamos en una situación similar”, concluye.

Etiquetas
Comentarios