Despliega el menú
Zaragoza

Fiestas del Pilar

Interpeñas estudia montar su carpa fuera de Zaragoza

La presidenta del colectivo peñista, Sara Priego, ha reiterado sus críticas al Ayuntamiento y prepara movilizaciones.

La vicealcaldesa, Sara Fernández, reunida con la presidenta de Interpeñas, Sara Priego.
La vicealcaldesa, Sara Fernández, reunida con la presidenta de Interpeñas, Sara Priego.
Daniel Marcos

La Federación de Interpeñas de Zaragoza busca una solución “a la desesperada” para contar con un recinto propio durante las próximas fiestas del Pilar y evitar, de esta manera, su práctica desaparición. Así lo ha manifestado este viernes su presidenta, Sara Priego, que ha atacado con dureza al Ayuntamiento por no aportar soluciones a sus demandas.

Entre esas alternativas in extremis, Priego aseguró que están estudiando incluso contactar con algún municipio del entorno de Zaragoza para montar en la periferia su carpa, y evitar así las trabas legales y de competencias que se han encontrado por parte del Consistorio de la capital aragonesa. “Por muy alocadas que parezcan, vamos a buscar alternativas hasta el último momento”, ha señalado.

“Por muy alocadas que parezcan, vamos a buscar alternativas hasta el último momento”

La presidenta ha criticado que todas las posibles soluciones las hayan tenido que aportar los peñistas, mientras que “el Ayuntamiento no ha aportado ni una solución”. “Llevamos trabajando desde noviembre y todo han sido buenas palabras pero ninguna respuesta”, ha lamentado.

Priego ha reiterado que su único objetivo es tener “un punto de convivencia peñista, sin depender de terceras empresas”, porque sino, la federación corre serio peligro. Se calcula que hasta 10 de las 14 entidades asociadas podrían desaparecer, ya que buena parte de sus inscritos -en torno al 35%- son jóvenes que se apuntan para disfrutar de las peñas durante el Pilar. “Sin una carpa propia, se darían de baja”, apuntan los portavoces del colectivo.

En este sentido, la presidenta ha reivindicado el papel de Interpeñas en la ciudad, su “labor sociocultural” y la importancia de la federación para cientos de “familias de varias generaciones y amigos, no solo jóvenes”. Por eso, ha añadido que van a seguir buscando soluciones y que, por ejemplo, se van a poner en contacto con el nuevo adjudicatario de la Carpa Aragón, el empresario Luis Gorrachategui, para lograr un acuerdo de colaboración. Eso sí, esta posible vinculación no sería suficiente para los peñistas, ya que el recinto de Macanaz cierra, como tarde, a la 1.00 de la madrugada.

Este viernes está prevista la celebración de una asamblea en la sede de Interpeñas en la que se analizarán estas y otras opciones de última hora para salvar el Pilar de este año. Además, Priego ha asegurado que se plantearán posibles protestas y movilizaciones contra el Ayuntamiento, que podrían tener lugar en las próximas semanas y durante las propias fiestas. 

Etiquetas
Comentarios