Zaragoza

Ayuntamiento de Zaragoza

El gobierno PP-Cs revoca la modificación de los nombres de calles que aprobó ZEC

Mantiene la denominación de ocho viales zaragozanas y afirma que el cambio era "político" y "sectario". Podemos dice que eran "personajes relacionados con la dictadura franquista".

Plaza Miguel Merino, Auditorio Jueves Lardero / 04-02-2016 / FOTO: GUILLERMO MESTRE
La plaza de Miguel Merino, durante la celebración del Jueves Lardero.
Guillermo Mestre

La plaza de Miguel Merino de Zaragoza y otras siete calles de la capital aragonesa mantendrán su actual denominación. Así lo ha acordado este viernes el gobierno PP-Cs, que ha decidido revocar la polémica decisión de ZEC de modificar el nombre de diversas vías zaragozanas, aprobada en la recta final de la anterior corporación.

Además de la plaza de Miguel Merino, que el anterior gobierno quiso que se dedicara a Pilar Ponzán, se aprobó alterar el nombre de otras siete calles: Rudesindo Nasarre por Jenara Vicenta Arnal; Antonio de Gregorio Rocasolano por Ángela García de la Puerta; Gonzalo Calamita por Martina Bescós; Miguel Allué Salvador por Lola de Ávila; Juan José Rivas Bosch por María África Ibarra y Oroz; Mariano Horno Liria por Blanca Catalán de Ocón; el arzobispo Rigoberto Doménech por Emilio Gastón.

ZEC adujo que se trataba de una medida destinada a aplicar la ley de Memoria Histórica, pero el PP protestó por hacerse sin consenso y, sobre todo, por incluir a Miguel Merino, alcalde entre 1976 y 1979, tras la muerte del dictador Francisco Franco, y posteriormente concejal en la etapa democrática.

"El caso de Miguel Merino evidencia el sectarismo de ZEC. Fue un expediente político", ha declarado la concejal de Hacienda y portavoz del gobierno, María Navarro, que ha explicado que el cambio de calles se hizo sin informes técnico-históricos que avalaran la oportunidad de la decisión. En este sentido, ha dicho que los nombres de calles que propuso ZEC pasarán a formar parte del nomenclátor, pero después de que un grupo de trabajo decida los emplazamientos. "Emilio Gastón merece una calle, pero no a costa de quitársela a Miguel Merino", ha apuntado Navarro.

Críticas de Podemos-Equo

El grupo de Podemos-Equo ha considerado que el gobierno "incumple" la ley de Memoria Histórica al mantener el reconocimiento a "personajes relacionados con la dictadura franquista". Ha asegurado además que con esta medida no se respeta el acuerdo plenario de feminizar el callejero de Zaragoza. Ha dicho que el gobierno municipal mantiene "una actitud colaboracionista con uno de los regímenes políticos más oscuros y crueles", en referencia al franquismo.

"El gobierno de la derecha radical decide mantener el nombre de calles para personajes tremendamente dañinos para la ciudad como afiliados a Falange, alcaldes franquistas o depuradores fascistas de la Universidad de Zaragoza", ha indicado Podemos-Equo a través de una nota de prensa.

Etiquetas
Comentarios