Despliega el menú
Zaragoza

zaragoza

Los taxistas piden al Ayuntamiento establecer precios fijos para algunos trayectos en la ciudad

Quieren poder llegar a acuerdos con empresas y poner tarifas estables entre puntos concretos. El Consistorio trabaja en una revisión del reglamento en la que se abordará esta solicitud.

Huelga de taxis en Zaragoza.
Taxis de Zaragoza, durante una jornada de huelga.
Guillermo Mestre

El sector del taxi quiere renovarse en Zaragoza. Y para ello, una de las vías que ha encontrado es dejar de depender exclusivamente de la ‘dictadura’ del taxímetro. Los taxistas han solicitado al Ayuntamiento cambiar la normativa municipal para poder establecer precios fijos para determinados trayectos. Aunque para la mayoría de los servicios se seguiría usando el taxímetro, para algunos en concreto se podrían fijar unas tarifas predeterminadas, en la línea del modo de funcionar de las VTC como Uber o Cabify, pero con un control y una regulación de los precios mucho más precisa.

Así, las emisoras que reúnen a los taxistas podrían llegar a acuerdos con empresas para poner una tarifa estable a los viajes que realizan con más frecuencia. O establecer precios fijos para los trayectos entre diferentes sectores de la ciudad. El objetivo es dar una mayor flexibilidad al sector y que el cliente –particular o empresa– sepa de antemano cuánto le va a costar un determinado servicio, como ocurre ahora con algunos trayectos en los que se sale de la llamada ‘zona de retorno’.

Desde el Ayuntamiento admiten que esta es una de las cuestiones que se están tratando con el sector dentro del proceso de reforma del reglamento del taxi. La previsión es que se revise el régimen tarifario, y ahí podría entrar el establecimiento de precios fijos por determinados trayectos.

Otra de las cuestiones que se puede modificar es la capacidad de los vehículos. Actualmente, los taxis pueden tener un máximo de cinco plazas –incluida la del conductor–, por lo que no pueden llevar a más de cuatro viajeros. Esto hace que, por ejemplo, todas las familias numerosas (de tres o más hijos) tengan que pedir dos taxis para moverse. Por eso, el Consistorio va a estudiar la posibilidad de permitir que haya taxis de 7 o incluso de hasta 9 plazas.

El sector se mueve para no perder competitividad, y trata de adaptarse a las nuevas realidades. La cooperativa Autotaxi de Zaragoza –que reúne a 1.670 taxistas, la práctica totalidad de los que hay en la ciudad– ha tratado de subirse al carro de las nuevas tecnologías con la aplicación ‘1Taxi’. Con ella, el cliente puede pedir un servicio desde el móvil. Puede especificar si quiere un vehículo adaptado, que admita animales, o que tenga pago con tarjeta, por ejemplo. Una vez se le asigne un vehículo, la aplicación muestra en qué punto se encuentra, para calcular cuánto va a tardar en llegar. También se le hace una estimación de lo que le puede costar el trayecto. Y, por último, el cliente valorará (si lo desea) el servicio recibido por el taxista. En caso de que un profesional acumule muchas valoraciones negativas, la cooperativa lo tendrá en cuenta.

Autotaxi Zaragoza, que ayer celebró el 25 aniversarios de su edificio de la avenida de Gómez Laguna, también es consciente de la importancia que tiene actualmente la energía limpia en la movilidad de las ciudades. «Ya solo quedan 400 taxis de gasoil en la ciudad, el resto son híbridos o eléctricos», apuntó ayer Jesús Gayán, presidente de la cooperativa. Conscientes de que el futuro es eléctrico, la entidad ha pedido permiso al Ayuntamiento para colocar cuatro cargadores en sus instalaciones. «El reto es que en un futuro no muy lejano toda la flota de la cooperativa sea totalmente ecológica», apuntó Gayán.

Etiquetas
Comentarios