Despliega el menú
Zaragoza

zaragoza

Las piscinas de verano cierran la temporada rozando el récord del millón de bañistas

La rebaja de precio en plena ola de calor impulsa el número de usuarios y aumenta también el déficit.

Último día de la temporada de piscinas de verano en Zaragoza.
Último día de la temporada de piscinas de verano en Zaragoza.
Toni Galán

A pesar de que durante unas semanas aún continuará el intenso calor, este domingo las piscinas de verano echaron la persiana. Los centros deportivos de Zaragoza –salvo tres excepciones– cierran la temporada con unos datos de aúpa, que rondan el millón de usuarios. Los servicios municipales aún están contabilizando el número de bañistas de los distintos centros, pero todo apunta a que serán unas cifras algo mejores que las del año pasado, cuando se anotaron 937.369 usos, en el que fue el mejor registro desde 2012. No obstante, para dar con el récord absoluto de las piscinas hay que remontarse a 2003 cuando una intensa y prolongada ola de calor hizo que se registraran 1.250.000 bañistas en tres meses.

Este verano de 2019 también ha contado con no pocos días de bochorno y temperaturas máximas y, por primera vez, se introdujo en dos momentos puntuales la novedad de rebajar a la mitad la tarifa de siete piscinas municipales. Las instalaciones elegidas para llevar a cabo esta iniciativa fueron las que tienen un mayor aforo y las que habitualmente menos usuarios registran, esto es, las de los barrios rurales y de los distritos periféricos: Oliver, Casetas, Garrapinillos, Monzalbarba, Movera, Peñaflor y San Juan de Mozarrifar.

Estos descuentos hicieron que la asistencia a dichos centros se disparara hasta un 21,70%, lo que también impulsará al alza el balance final de usuarios. La medida se puso en marcha "como refuerzo del plan de Protección Civil por olas de calor" y los bañistas respondieron masivamente, sobre todo, en domingo.

Trabajos y plazos

El único ‘pero’ que puede hacer que no se alcance el récord (también en 2009 se superó por poco el millón de usos) es el hecho de que una de las piscinas más populares haya permanecido cerrada por obras. Los vecinos que acostumbraban a darse un baño en la Hípica (se anotaba unos 60.000 usos anuales) han tenido que buscar este verano alternativas como las de Ciudad Jardín, el Palacio de los Deportes o el centro deportivo Perico Fernández (el antiguo Salduba). Las obras del CDM Gran Vía comenzaron en mayo, están valoradas en 1,2 millones y se concluirán –si no hay contratiempos– para la primavera del año que viene. Harina de otro costal son los trabajos en las piscinas de Casetas, que se cerrarán tras el verano para reparar las continuas pérdidas de agua de sus vasos. Los vecinos temen que la complejidad de estas labores, presupuestadas en 950.343 euros y con un plazo de ejecución de 9 meses, haga que el centro no llegue a tiempo para el verano de 2020.

Último día de la temporada de piscinas de verano en Zaragoza.
Último día de la temporada de piscinas de verano en Zaragoza.
Toni Galán

Por los datos parciales que ha ido facilitando el Ayuntamiento a lo largo de la temporada, las preferencias de los zaragozanos han variado poco. Las piscinas de la Granja, el Actur, el Alberto Maestro y Las Delicias son las más demandadas por los veraneantes urbanos, si bien la primera acostumbra a superar los 110.000 usuarios y el resto quedan empatadas en torno a las 80.000 personas.

Precios estables

Este año, y a falta del tirón de última hora, los 21 centros abiertos registraron un excepcional mes de junio (cuando sumaron 277.000 usos, un 32% más que el año pasado) y unos más habituales meses de julio y septiembre. La temporada ha durado 93 días y lo que tampoco tiene visos de variar (en todo caso incrementarse) es el déficit que el mantener las 21 instalaciones abiertas genera al erario y que supera los 6 millones de euros. Aunque en los últimos años se ha procurado una gestión más eficiente –con los cierres escalonados en función de las horas de luz, por ejemplo–, el déficit de las piscinas es de unos 65.000 euros al día. La recaudación por la venta de entradas apenas cubre el 20% del coste real y, dado que este 2019 no se han incrementado los precios, se espera una recaudación cercana a los dos millones.

Las del Actur, Delicias y La Granja siguen abiertas

Tres piscinas zaragozanas no cerraron este domingo sino que permanecerán abiertas una semana más. Hasta el 8 de septiembre aquellos que lo deseen podrán darse un chapuzón en los centros del Actur, Las Delicias y La Granja , que son los seleccionados "por su elevada afluencia de público y por abarcar diferentes zonas de la ciudad". Las instalaciones de la margen izquierda –cuentan– están teniendo una gran acogida gracias a sus pistas polivalentes para la práctica de deportes de playa, pero el centro de la Granja es –de largo– el más utilizado por los zaragozanos.

Este será el tercer año en el que se ponga en práctica esta prolongación selectiva de la temporada, que aspira a atender –sobre todo– a los chavales que aún no comienzan el colegio hasta el día 10. Las previsiones para los próximos días son bastante halagüeñas con jornadas soleadas –al menos hasta el jueves–, sin probabilidad de precipitaciones y con temperaturas máximas de unos 32 grados.

La iniciativa de mantener tres piscinas abiertas en septiembre tuvo el año pasado una buena respuesta de público, dado que sumó al balance global 25.936 usos extra en apenas siete días. El Consistorio calcula que el coste por semana de apertura asciende a 430.000 euros y en septiembre no hay demanda suficiente que justifique mantener abiertos más centros.

Como curiosidades, puede citarse que los días de mayor afluencia de público son los sábados, seguidos de –extrañamente– los lunes. Respecto a franjas de edad son tan asiduos a la piscina los menores (40%) como los jóvenes de 18 a 30 años (25%).

Etiquetas
Comentarios