Despliega el menú
Zaragoza

Zaragoza

Un informe de Bomberos alerta del peligro de la Bajada del Canal y dice que vulnera la normativa

Protección Civil afirma que en años anteriores se hizo "caso omiso" a sus recomendaciones. El Ayuntamiento de Zaragoza busca soluciones para que se pueda celebrar la actividad, que debe autorizar la CHE.

TORRERO. BAJADA CANAL / 16-09-2018 / FOTO: GUILLERMO MESTRE [[[FOTOGRAFOS]]]
La Bajada de 2018 reunió a todo tipo de embarcaciones en el Canal Imperial.
Guillermo Mestre

La edición número 37 de la Bajada del Canal, prevista para el próximo 15 de septiembre, sigue acumulando problemas. A los requisitos que exige la administración responsable de la autorización de la actividad, la Confederación Hidrográfica del Ebro (CHE), se suma ahora el informe desfavorable del servicio de Bomberos y Protección Civil del Ayuntamiento de Zaragoza. La falta de homologación de las embarcaciones, los escasos conocimientos en materia de navegación de las personas que se echan al agua y el "alto grado de peligrosidad" del Canal, con "obstáculos" que pueden causar "fatales consecuencias" para los asistentes son algunos de los aspectos del informe.

El documento se firmó en julio y es similar a los emitidos en años anteriores, sin que esto haya impedido la celebración de la Bajada, que reivindica la navegabilidad del Canal. "En años anteriores se viene realizando esta actividad vulnerando la normativa vigente, careciendo de autorizaciones y haciendo caso omiso de los informes del servicio de contra Incendios, Salvamento y Protección Civil", dice el informe.

El Ayuntamiento de Zaragoza dará traslado del documento a la CHE, que es la administración competente a la hora de dar la autorización. Pero fuentes municipales explicaron que ya se están desarrollando reuniones con los distintos servicios para explorar soluciones. "La voluntad de todo el mundo es que la actividad se pueda celebrar", indicaron fuentes del gobierno local.

El informe de los bomberos recuerda que "no consta ninguna federación competente que supervise y se responsabilice de la actividad acuática" y señala que las embarcaciones son artesanales, "sin ningún criterio en su construcción en apartados flotabilidad, navegabilidad o de medidas de seguridad de sus ocupantes". "Las embarcaciones a utilizar carecen de homologación al ser construidas artesanalmente", advierte.

Según dice el documento, "el expediente no refleja ninguna autorización" para la celebración de la actividad de la CHE. Y recuerda que "la práctica de la navegación y flotación en la cuenca del Ebro requiere de la previa presentación de declaración responsable ante el organismo de cuenca de acuerdo con las instrucciones y requisitos que se especifiquen".

"Extremadamente peligroso"

Señala la peligrosidad del Canal Imperial: agua fría, ausencia de visibilidad, compuertas, tajaderas, lodo, objetos sumergidos potencialmente peligrosos o la ausencia de lugares de acceso y salida para utilizarlos como escapatoria. Todos estos aspectos hacen "extremadamente peligroso" el Canal para la navegación, "y mucho más peligroso con artilugios artesanales o de fortuna, más aún si los ocupantes carecen de recursos propios ante una situación de emergencia", indica el informe.

Recuerda además el documento que en años anteriores "la simple estela de agua" de la embarcación del servicio de Bomberos al navegar "ha causado involuntariamente serios problemas de flotabilidad" en algunas de las embarcaciones artesanales que utilizan los participantes. "Estos problemas se agravarían en el caso de tener que realizar una maniobra rápida de rescate", sostiene.

El informe hace hincapié en los menores, que deberían ir acompañados por un adulto responsable, además de contar con autorización paterna. También dice que todo participante debería utilizar un chaleco salvavidas homologado. "Los participantes no son conocedores ni conscientes de los peligros a los que se exponen y a las fatales consecuencias que podrían derivar", apunta.

Etiquetas
Comentarios