Despliega el menú
Zaragoza

Heraldo Saludable

zaragoza

Ratas y suciedad en los descampados en torno al centro de salud de La Almozara y en la Azucarera

Los solares que hay entre la avenida de la Autonomía y la avenida de la Ciudad de Soria han sido desbrozados hace poco, pero han dejado al descubierto la presencia de estos molestos roedores.

Descampado próximo al Centro de salud de La Almozara
Descampado próximo al Centro de salud de La Almozara
L. R.

En los últimos días, algunos vecinos del barrio de La Almozara se han llevado una sorpresa desagradable al detectar la presencia de ratas muy cerca de sus casas, concretamente, en los descampados que rodean al centro de salud, en la avenida de la Autonomía.

“Últimamente se han visto varias”, asegura un residente de la zona que, teléfono en mano, logró grabar a un par de ellas pululando por el solar colindante al ambulatorio. Según este vecino, hace poco menos de un mes, se procedió al desbrozado de los terrenos, y esto ha dado visibilidad a los roedores. No obstante, a pesar de haber retirado buena parte de la maleza, todavía quedan restos que sirven de cobijo para estos animales. “Dejaron varios cañizos y unos montículos y arbustos que no nos explicamos por qué siguen allí”, se pregunta el vecino, que está convencido de que las ratas no están allí de paso. “Antes de grabar el vídeo vi otras dos. Salían desde las cañas y se dirigen a los montículos. Creo que es un nido de ratas”, afirma.

A pesar de ser un descampado, es una zona con cierto tránsito de peatones. En primer lugar, por ser el emplazamiento del centro de salud al que acuden a diario muchos vecinos. En segundo lugar, porque con el paso del tiempo, muchos transeúntes han creado improvisados caminos para ir desde la avenida de la Autonomía hasta Etopía, la calle Rioja o la estación de Delicias. “Ahora me lo pensaré antes de hacerlo”, comenta este vecino, que señala que los descampados suelen estar “bastante sucios” y la administración debería “tomar medidas para terminar con esta situación”. Hace unos meses, la Asociación de Vecinos Ebro de La Almozara insistía en la necesidad de habilitar accesos en condiciones para salvar la “cicatriz” que separa las dos zonas del barrio, ya que existe una distancia de varios centenares de metros sin un acceso adecuado que comunique ambas partes.

Las ratas se han visto en el solar próximo al Centro de Salud de La Almozara
Las ratas se han visto en el solar próximo al Centro de Salud de La Almozara
L. R.

El vecino que captó las imágenes de los roedores asegura haber visto a algunas dirigirse hacia los Jardines de Lisboa, donde hay una zona infantil. Además, los roedores llaman la atención de muchos perros, y teme que se produzcan situaciones que pongan en riesgo la salud. “Si un perro coge una y luego está en contacto con humanos… Además, a unos cien metros de esta zona hay un parque con merenderos que estos días ha estado bastante concurrido”, comenta.

Desde el colectivo vecinal del barrio afirman conocer el problema de los roedores en ciertas partes del barrio. De hecho, según han explicado fuentes de la asociación, llevan “dos o tres años” presentando quejas ante la Junta de Distrito por la presencia de ratas en las calles Reino, Río Cinca y Padre Consolación, aunque estas no son las únicas zonas afectadas.

“Viviendo al lado del río es normal que haya estos y otros animales, pero que se metan en el casco consolidado del barrio podría deberse a la existencia de varios solares en estado de abandono”, explican. Además, hay que tener en cuenta que desde la Expo de 2008, La Almozara ha sufrido muchas obras y movimientos de tierra.

No obstante, la asociación asegura que nunca ha recibido una contestación oficial por parte del Ayuntamiento de Zaragoza. “De manera informal nos han dicho que había problemas para encontrar a los propietarios de los solares”, afirman.

Ante esta situación, varias comunidades decidieron tomar cartas en el asunto y contratar ellas mismas los servicios de empresas de control de plagas, aunque la asociación advierte de que esta no es una solución definitiva ni eficaz. “Algunas comunidades han puesto quejas de manera particular y se han ocupado de desratizar sus edificios, pero aunque se maten a dos o tres ratas que haya en el inmueble, en cuatro días vuelve a haber el mismo problema”, explican. Por ello, abogan por mantener las calles libres de basura, maleza u otros materiales en superficie, e insisten en que en los últimos años, los descampados no se han limpiado de manera adecuada.

En estos momentos, la asociación está siguiendo muy de cerca el desarrollo de las obras del parking de la Aljafería para constatar la aparición de suelos contaminados, otra de las grandes preocupaciones que existen en el barrio. “Han aparecido, aunque los están metiendo en un contenedor. Parece que, en esta ocasión, se está teniendo un mayor cuidado con el tema que cuando se hicieron las obras en el parque”, explican. “Lo ideal cuando aparecen los suelos no es taparlos, porque aflorarán en futuras obras, sino llevárselos”, concluyen.

Las ratas llegan a la Azucarera

Los vecinos del sector de la Azucarera también denuncian la presencia de "un gran número de ratas" que, desde hace meses, han aparecido por el entrono de la calle de Torrecillas. "Están junto a los contenedores todos los días. Es insalubre. Vas a echar la basura y las tienes ahí", se queja una de las vecinas de la calle. "Llevamos unos cuantos meses, desde antes del verano. 

Los vecinos del sector de la Azucarera denuncian la presencia de "un gran número de ratas".

Hemos mandado quejas al Ayuntamiento y no hacen nada", denuncia otro vecino de la zona. Se da la coincidencia de que en esa misma calle, en el número 22, hay un edificio abandonado que "ha sido ocupado por varias familias con niños pequeños". Los vecinos explican que, "debido a la acumulación de basura en este lugar, las ratas han proliferado y conviven de manera habitual con los residentes". "No se puede pasar por ese tramo de la calle por el mal olor", explican. "Ves a las ratas corriendo por la acera".

Etiquetas
Comentarios