Zaragoza

comunidad de calatayud

Las obras de la comisaría de la Policía Nacional de Calatayud cumplen seis meses sin avances

La entrada en funcionamiento de las instalaciones estaba prevista para mayo.

Las obras de construcción de la nueva comisaría de Calatayud están paradas desde hace un mes.
Obras de construcción de la nueva comisaría de Calatayud.
Macipe

Los trabajos para finalizar la nueva comisaría de la Policía Nacional en Calatayud, cuya ejecución se encuentra al 50%, cumplen ya seis meses paralizados. Todo ello porque el proceso de resolución del contrato que inició en febrero el Ministerio del Interior a la UTE adjudicataria por falta de capacidad, Joca Ingeniería y Construcciones Peñalosa, sigue abierto a la espera de que se resuelvan las alegaciones. En el caso de la segunda, su intención era concluir los trabajos en solitario, ya que la primera no estaba en condiciones de hacerlo y dejó varias intervenciones sin concluir en la ciudad bilbilitana.

Ya en el mes de marzo, fuentes de la Delegación del Gobierno no se aventuraban a dar un plazo para reanudar las obras ni cuándo podrían estar finalizadas. En mayo de 2018, antes de este último inconveniente, el Ejecutivo por entonces de Mariano Rajoy en respuesta escrita a la diputada socialista Susana Sumelzo detallaba que la entrada en funcionamiento se daría en el primer cuatrimestre de 2019, "plazo estimado para la conclusión de las obras" y la "contratación de los suministros y servicios necesarios", incluido amueblar el propio edificio.

También en marzo, la delegada del Gobierno, Carmen Sánchez, mantuvo un encuentro con el actual responsable de la cartera de Interior, en el que hablaron de esta infraestructura considerada "como un proyecto prioritario". En la actualidad, falta por rematar la estructura exterior del edificio, los accesos, el acondicionamiento de la parcela y, como consecuencia, tampoco el equipamiento interior. Este nuevo edificio se anunció en marzo de 2015 con un plazo de ejecución de 14 meses y una inversión de 3,3 millones de euros.

Sin embargo, el centro de trabajo no se abrió hasta marzo de 2016 y hasta entonces el Ministerio acabó adjudicando las obras por 1,6 millones, lo que dificultó que los trabajos acabasen en mayo de ese año y a lo que se sumó un problema con el suelo por un error en el cálculo del nivel freático. Así, y una vez hecho un micropilotaje, el proyecto se modificó y fue aprobado en diciembre de 2016. Finalmente las obras se retomaron a mediados de 2017 y estuvieron en curso hasta inicios de este año.

El objetivo de la nueva comisaría, que se está levantando en la avenida de Pascual Marquina, es sustituir a la actual, ya obsoleta, situada en la calle de Coral Bilbilitana. Una vez acabado el nuevo centro, este tendrá más de 2.300 metros cuadrados útiles repartidos en cuatro plantas.

Etiquetas
Comentarios