Zaragoza

sucesos

La Policía Nacional detiene a tres matrimonios de conveniencia en Zaragoza

La Ley de Extranjería contempla y castiga estos comportamientos con multas de entre 10.000 y 100.000 euros.

Jefatura de Policía Nacional en Zaragoza
Jefatura de Policía Nacional en Zaragoza
HA

Los agentes de la Policía Nacional de la Brigada Provincial de Extranjería y Fronteras de Zaragoza, ha detenido en los últimos días a 6 personas, integrantes de tres falsas parejas estables, por tratar de regularizar la situación administrativa de uno de sus componentes.

Los matrimonios y parejas estables “de complacencia”, son los realizados entre un español, de origen o nacionalizado, y un extranjero no comunitario con la idea de beneficiarse de las ventajas que la legislación ofrece a los ciudadanos de la Europa comunitaria para reagrupar a sus familiares directos, tal y como regula el Real Decreto 240/2007, sobre entrada, libre circulación y residencia en España de ciudadanos de los Estados miembros de la Unión Europea y de otros Estados parte en el Acuerdo sobre el Espacio Económico Europeo.

Entre los contrayentes, existe un acuerdo de que una vez inscrita la pareja no habrá convivencia marital y pasado el tiempo que se estipule, habiendo conseguido el permiso de residencia y trabajo, se instará la anulación de esa inscripción, accediendo a la unión el contrayente español a cambio de una suma dineraria.

Según explican desde la Policía Nacional, el 'modus operandi' consiste en la simulación que un extranjero en situación irregular realiza con la ayuda de un español de origen o, en muchos casos nacionalizado, que hacen ver ante las autoridades que son una pareja de hecho que conviven como si fueran matrimonio. Para ello, se empadronan en un mismo domicilio y acuden a un notario para que redacte un documento que así lo atestigüe, y con todo esto se inscriben en el registro oficial de parejas estables no casadas. 

Con esta inscripción, se dirigen después a la Oficina Única de Extranjeros de la Delegación del Gobierno en Aragón y solicitan para el extranjero un permiso de residencia de familiar de comunitario, que les da derecho a residir y trabajar legalmente en España. Es la propia Oficina de Extranjeros la que solicita de manera habitual a la Policía Nacional que emita un informe acerca de la veracidad de la convivencia marital en Zaragoza de los interesados.

En los casos arriba referidos, la labor de investigación policial permitió acreditar, que estas tres parejas en realidad no lo eran. No era más que una simulación para tratar de aprovecharse de las ventajas que esta figura les otorga en el régimen de extranjería. El extranjero había pagado entre 3.000 y 7.000 euros al español nacionalizado para que se prestara a hacerse pasar por su pareja y poder así acceder al ansiado permiso de residencia.

Por estos hechos, en los últimos días fueron detenidas 6 personas, componentes de tres de estas parejas simuladas, a los que se acusa de la comisión de los delitos de Falsedad Documental y Favorecimiento de la Inmigración ilegal.

Desde que comenzó el año 2019, la Brigada de Extranjería ha realizado las comprobaciones solicitadas por la Oficina Única de Extranjeros respecto de 139 de estas parejas que solicitan un permiso de familiar comunitario, de los que se han informado en sentido desfavorable 53 casos, desembocando las actuaciones en 8 detenciones por delitos penales a las que hay que sumar estas 6 nuevas detenciones, además de numerosas incoaciones de expedientes sancionadores en materia de extranjería. 

Sin perjuicio de las consecuencias penales o en vía civil del consentimiento viciado, la actual Ley de Extranjería contempla y castiga estos comportamientos como infracciones graves que se castigan con multas que pueden alcanzar hasta los 10.000 euros, y otras muy graves cuyas multas podrían ascender hasta los 100.000 euros. 

Cae banda que conseguía papeles con matrimonios de conveniencia 

La Policía Nacional ha desarticulado una banda criminal en Barcelona que se dedicaba a concertar matrimonios de conveniencia entre ciudadanos de la Unión Europea e inmigrantes, en su mayoría de renta baja, para lograr que éstos regularizaran su situación administrativa.

Fruto de la investigación han sido detenidas catorce personas, entre ellas los máximos responsables de la trama, y se les imputan los delitos de falsedad documental, favorecimiento de la inmigración irregular y pertenencia a organización criminal, ha informado la policía en un comunicado.

El grupo operaba ofreciendo a extranjeros en situación irregular la posibilidad de contratar sus servicios para conseguir un permiso de residencia, por el que pagaban cantidades que oscilaban entre los 5.000 y los 10.000 euros.

Los cabecillas contactaban después con mujeres europeas, a quienes ofrecían un porcentaje del dinero pactado para que se casaran o inscribieran como pareja de hecho con las personas inmigrantes, de forma que pudieran obtener la tarjeta de residencia de familiar de ciudadano de la Unión.

En la mayoría de casos, estos matrimonios de conveniencia se producían con mujeres de nacionalidad española, aunque otras veces contactaban con rumanas o checas gracias a la ayuda de familiares o conocidos residentes en el extranjero y a las que pagaban los gastos del viaje para venir a España.

Una vez realizado el trámite, los contrayentes solicitaban la correspondiente autorización de residencia en la provincia, donde decidían ubicar su domicilio, que generalmente eran pisos controlados por la organización y utilizados con la única finalidad de delinquir.

Etiquetas
Comentarios