Despliega el menú
Zaragoza

zaragoza

El Justicia sugiere que la línea 23 se alargue y llegue hasta el palacio de Congresos

Daría servicio a más de 3.000 personas que acuden a diario a los pabellones de la Expo de la avenida de Ranillas.

zara
Desde febrero de 2014 la línea 23 hace su final junto al pabellón de Aragón.
Guillermo Mestre

El Justicia de Aragón ha enviado una resolución al Ayuntamiento de Zaragoza en la que sugiere que la línea 23 del bus urbano se alargue hasta la zona del Hotel Hiberus para «dar así cobertura a todos los pabellones de la Expo». Desde hace cinco años la 23 sí alcanza la Ciudad de la Justicia, pero se detiene a la altura del pabellón de Aragón por lo que recorre la avenida de José Atarés pero no la de Ranillas. Según recoge Ángel Dolado en su escrito, a la zona de la Expo más cercana al palacio de Congresos acuden a diario alrededor de 1.400 vehículos y cerca de 3.000 personas, a los que una pequeña prolongación de la línea conseguiría dar servicio.

No es la primera vez que se hace una recomendación en este sentido, pues ya en 2018 «un amplio colectivo de ciudadanos» se dirigió al Justicia pidiendo que se alargara esa línea de bus. Entonces, el Ayuntamiento contestó que la zona del andador de Berta Cáceres «está suficientemente dotada por las dos líneas de autobús circulares», que sí recorren la avenida de Ranillas y luego pasan por la estación Delicias. No obstante, el Justicia insiste en que si el Consistorio, apoyándose en las encuestas de movilidad urbana sostenible, tiene intención de ampliar algunas líneas de bus, la 23 por Ranillas debería ser una de ellas.

También en 2017 el Departamento de Educación, Cultura y Deporte planteó la posibilidad de mejorar la movilidad en esta zona y la sociedad Expo Zaragoza Empresarial trasladó la propuesta al Ayuntamiento. De nuevo, la respuesta por parte del área de Movilidad fue negativa «por motivos de disponibilidad».

Dolado afirma que «si en su día se optó por aprovechar las instalaciones de los pabellones de la Expo que conlleva el desplazamiento de miles de ciudadanos (...) hay que tratar de integrar esta zona en el conjunto de la ciudad y evitar que se convierta en una especie de polígono. Para ello, entre otras medidas, hay que ahondar en esfuerzos para lograr un transporte público eficaz».

Al margen de los ciudadanos que vivan en esta parte de la margen izquierda (las viviendas más cercadas están a 15 minutos a pie), se beneficiarían de esta mejora los ciudadanos que hacen gestiones en edificios como la sede de la consejería de Educación, Sarga, el Inaga o el Zaragoza Logistic Center. También podrían hacer uso de la línea los trabajadores de TVE, RNE y del centro privado de diseño Hacer Creativo.

También es cierto que la línea 23 ya es una de las de mayor recorrido de la red de buses –va de Parque Venecia y el Actur– por lo que ‘exprimirla’ aún más podría empeorar un itinerario que utilizan unos 4.857.000 viajeros al año. El último cambio sustancial que se introdujo en la red de buses fue la creación de la línea 60, la de Santa Isabel, y el nuevo gobierno de PP-Cs ha avanzado que renuncia a la línea 2 de tranvía y prepara una reordenación de la malla básica del bus, aún sin concreciones.

Etiquetas
Comentarios