Despliega el menú
Zaragoza

aragón en fiestas

Super Mario y los indios se dan cita en Figueruelas

La localidad celebra su tradicional desfile de carrozas y comparsas en el inicio de sus fiestas.

Figueruelas es conocida por albergar una de las mayores fábricas de coches de España. Ayer, el pueblo también se llenó de vehículos, pero de otra clase. Se trató del tradicional desfile de carrozas y comparsas que alegró las calles y congregó a multitud de participantes, a pesar del día nublado y un tanto desapacible. Se trataba del inicio de las fiestas de Figueruelas y nada más entrar en la localidad se podía apreciar lo que allí se iba a celebrar.

Los vecinos apuraban los últimos minutos antes de iniciar el desfile para ultimar los detalles que se podían mejorar en sus distintas carrozas. Mientras, las personas que las iban a ocupar esperaban a poder subir, ataviadas con sus mejores disfraces. Para amenizar la espera, los altavoces sonaban con los últimos éxitos, pero también con clásicos festivos como ‘La cucaracha’, que hicieron mover el cuerpo a los participantes.

Una vez las carrozas estuvieron impolutas y la gente encima, todas se dirigieron a la Avenida de Zaragoza, donde estaba prevista la concentración antes de iniciar el desfile. Allí esperaron de manera paciente indios, unas jóvenes mexicanas o unos socorristas. Estos eran los disfraces más clásicos, aunque también hicieron acto de presencia atuendos más arriesgados como sobres de Frenadol o hasta personajes del popular videojuego ‘Super Mario Bros’.

Los disfrazados estaban alerta a todo aquel que pasaba con una libreta en la mano. «¿Eres el juez?», le preguntaron desde una carroza a un muchacho que pasaba con boli y papel. «Aquí un 10», le pidieron unos segundos antes desde una comparsa. Todos querían ser parte de la mejor carroza y de la mejor comparsa de Figueruelas.

Acababan de dar las 19.00 cuando se inició el recorrido de manera puntual. La participación fue multitudinaria y las carrozas estaban superpobladas y no había ninguna que bajara de los diez miembros. Los vecinos no pararon de celebrar esa tarde porque a continuación, a las 21.00, se procedió a la tradicional lectura del pregón de fiestas. Este año, el honor recayó en Diego Bertol y Lucía González, mozos de las fiestas. Para terminar la noche, los más jóvenes tuvieron una fiesta de espuma y actuaciones musicales para bailar hasta el amanecer.

Para el día de hoy la diversión no para y las opciones van desde espectáculos para los más pequeños, como suelta de vaquillas para los amantes de los festejos taurinos. Para coger fuerzas para todos los actos programados se celebrará una merendola para niños y una cena por parte de la asociación de jóvenes La Granja. Así, nadie se quedará sin gasolina para disfrutar toda la noche de la música prevista.

Etiquetas
Comentarios