Despliega el menú
Zaragoza

zaragoza

60.000 euros para adecentar la cubierta y los aleros de la Escuela de Artes

Se cumplen diez años del cierre del edificio y la falta de uso acentúa su deterioro. Varios pequeños desprendimientos obligaron hace días a acordonar parte de las aceras.

El edificio que Félix Navarro diseñó para la Exposición Hispano Francesa de 1908 está catalogado como de Interés Monumental.
El edificio que Félix Navarro diseñó para la Exposición Hispano Francesa de 1908 está catalogado como de Interés Monumental.
José Miguel Marco

Lleva diez años cerrada a cal y canto, y la falta de uso le está haciendo perder brillo. Su deterioro se evidencia cada vez que caen cascotes del tejado a la calle que, por suerte, son pequeños desprendimientos sin más consecuencias que el tener que acordonar las aceras. La antigua Escuela de Artes y Oficios Artísticos de la plaza de los Sitios está en desuso desde que hace una década se abrieron las instalaciones para su alumnado en el Actur. Los sucesivos proyectos que se han ideado para dar nueva vida al sobresaliente edificio neomudéjar que Félix Navarro diseñó para la Exposición Hispano Francesa de 1908 no han tenido fortuna y el inmueble, catalogado de Interés Monumental, atraviesa horas bajas.

El área de Cultura del Gobierno de Aragón tiene previsto, no obstante, llevar a cabo en las próximas semanas una intervención para reparar algunas zonas de la cubierta, de los aleros y, también, de los elementos más deteriorados de fachada. De hecho, según fuentes del Servicio Provincial de Educación y Cultura la DGA, se van a revisar todas las fachadas del edificio para tener información actualizada de cuál es su grado de mantenimiento.

El presupuesto de estas obras se estima en unos 60.000 euros, que, si bien no dan para satisfacer todas las necesidades de conservación del vetusto edificio, sí podrán frenar parte su abandono. Se propone además la reconstrucción de una zona de alero, así como la reposición de las tejas que se han ido desprendiendo en los últimos años y el arreglo de un canalón parcialmente deteriorado.

Esta nueva inversión se suma a los otros pequeños parches económicos que el Servicio Provincial de Educación y Cultura, encarga de realizar un seguimiento técnico, ha ido colocando en los últimos años. La situación más grave se dio en 2012 cuando cedieron los canetes que soportan los aleros. Entonces hubo que hacer obras de urgencia por valor de 77.650 euros para asegurar estos elementos, pero la intervención no llegó sino a zonas puntuales de la fachada y cubierta.

El edificio, que tiene tres plantas y más 12.000 metros cuadrados útiles, ha sido objeto de requerimientos por parte de la gerencia de Urbanismo municipal en varias ocasiones. Lo que más preocupa a los técnicos son las bajantes ocultas, que están deteriorando por filtraciones y humedades el ladrillo de las fachadas de la calle de Balmes y de la plaza de los Sitios.

También han dado problemas en el mortero de las cubiertas que asoman a la calle de Allué Salvador y las colonias de palomas que -nadie sabe cómo- han conseguido colarse en el interior de un edificio que no alcanza el grado de Bien de Interés Cultural, pero sí está protegido por su interés arquitectónico. Igualmente hay que vigilar de cerca que el crecimiento de ailantos no ponga en jaque el mortero del ladrillo del singular edificio, incluso en las lápidas con los defensores de Zaragoza que decoran los laterales.

Etiquetas
Comentarios