Zaragoza

policía local de zaragoza

La mayoría de las infracciones de tráfico en Zaragoza son por aparcar mal

Representan el 61% de las sanciones impuestas, lejos del 20% por excesos de velocidad.

El número de multas de tráfico en Zaragoza ha caído a la mitad en ocho años.
El número de multas de tráfico en Zaragoza ha caído a la mitad en ocho años.
José Miguel Marco

Del amplio abanico de motivos por el que la Policía Local impone multas de tráfico, hay uno que sobresale por encima de todos en Zaragoza. De las 144.388 sanciones que tramitaron los agentes el año pasado, 88.487 –es decir, el 61,2%–, castigaron un parada o estacionamiento incorrecto en las calles de la ciudad por parte del conductor.

En este apartado se incluyen las sanciones por aparcar en zonas en las que está prohibido (badenes o invadiendo aceras, por ejemplo) y, también, las dobles filas que se sufren en muchas arterias de Zaragoza. La labor del temido ‘multacar’, la falta de aparcamientos en casi todos los distritos de la capital aragonesa y las prisas y malos hábitos de muchos ciudadanos propician este tipo de sanciones. Tanto, que el siguiente motivo por el que se multa apenas representa el 20% del total. Se trata del exceso de velocidad, que supuso un total de 28.841 infracciones detectadas en 2018, según los datos facilitados por la Policía Local.

Tras estas dos causas mayoritarias, aparecen otros conceptos menos habituales. Aún así, todavía son abultadas las sanciones por desobedecer una señal de prohibición (10.249 multas), por conducir mientras se manipula el teléfono móvil (1.899) o por saltarse un semáforo en rojo (1.331). También superan el millar (1.047) las conducciones temerarias o negligentes.

En el lado opuesto, y aunque el objetivo es el de cero infracciones, hay supuestos que apenas concitan multas. Es el caso de circular en moto sin casco, que el año pasado motivó 27 denuncias, y el de rebasar el ruido permitido en el vehículo y otros límites reglamentarios, con 29 casos.

Positivos de alcohol y drogas

En cuanto a las pruebas de alcoholemia, el año pasado los agentes efectuaron un total de 52.906 en las calles de la ciudad. De ellas, 1.277 (el 2,41%) dieron un resultado positivo, mientras que en 16 casos el conductor se negó a soplar. Cabe destacar que la Policía Local llevó a cabo un 19,2% menos de pruebas en 2018 que el ejercicio anterior, cuando se hicieron 65.513 controles. El número de positivos bajó en consonancia, un 20,2%.

Respecto a la prueba para determinar si un conductor ha consumido drogas, se realizaron 197 –siempre a personas con signos evidentes de haber consumido– y 157 fueron positivas.

Etiquetas
Comentarios