Despliega el menú
Zaragoza

Aragón en fiestas

El chupinazo en Calatayud da paso al estallido festivo en toda la Comunidad

Más de 170 localidades de Aragón disfrutan en este puente de sus fiestas patronales.

La plaza de España se inundó de confeti poco después del cohete anunciador.
La plaza de España se inundó de confeti poco después del cohete anunciador.
JMACIPE

El chupinazo de las Fiestas de San Roque dio inicio este miércoles al estallido festivo de la localidad, pero también al de toda la Comunidad. Más de 170 municipios disfrutan en este puente de sus fiestas patronales, entre ellos La Puebla de Alfindén, El Burgo de Ebro, Canfranc o Calamocha. En el caso de Calatayud consiguió, una vez más, destapar el tarro de las esencias en la plaza del Mercado: abrazos, gritos y cánticos de alegría, reencuentros y el sonido atronador de los bombos y charangas de las diez peñas congregadas en el corazón de la ciudad. Todo ello lo desencadenó el estallido del cohete cuya mecha se encargó de prender desde el balcón del antiguo ayuntamiento el peñista del año 2019, el fotógrafo Jorge Miret, que porta este año la camisa multicolor en la que tiene un espacio preponderante el negro de su agrupación predilecta, peña Rouna.

"He vivido las fiestas toda la vida y no me podía imaginar que algún día yo sería el pregonero y no se puede describir con palabras", reconoció quien ha estado implicado durante años en la organización de los propios festejos y en la gestión de su peña. "Para mí va a ser un año especial y que jamás olvidaré, en mi vida", aseguró. Desde el micrófono y con la emoción a flor de piel, Miret, antiguo colaborador gráfico de HERALDO en la ciudad animó a "disfrutar de un momento único en el año, que lo pasen bien, pero sobre todo con respeto", tras nombrar una a una a todas las peñas.

A ras de suelo parte los más de 4.900 inscritos de Los que Faltaban, Garnacha, La Unión, El Cachirulo, Euqor, Nogara, Solera, Rouna, La Bota y El Desbarajuste dieron rienda suelta al jolgorio que se fue extendiendo junto con su colorido por las calles de la ciudad, a través de la bajada de la Rúa, donde desde algunos balcones se sigue conservando la tradición de tirar barreños de agua a quien lo demanda. De aquí hasta el sábado, decenas de actividades llenarán de ajetreo buena parte de la localidad. "Para cualquier persona que vive San Roque desde dentro es el día más grande", confesó Óscar Roy, peñista de Los que Faltaban, este año la entidad con más inscritos entre sus filas. A su vez, también valoró que "la bajada de la Rúa, salir los últimos de la plaza, es impresionante". Precisamente el número de inscritos era uno de los motivos de mayor satisfacción para Gerardo Bernal, presidente de la Federación de Interpeñas, organizadora de la festividad: "Desde 2004 es la cifra más alta y eso es un orgullo y muestra de que esta fiesta tiene mucha vida". Los 4.960 peñistas registrados a las 19.00 de este miércoles superan los 4.445 de 2018, que también fue un número mayor que en 2017. A su vez, el alcalde, José Manuel Aranda, expresó que "por el movimiento que hay por la calle, estamos seguros de que esto repercute en la hostelería, los alojamientos y los negocios de toda la ciudad". Por tercer año consecutivo, la figura de San Roque, tras presidir el acto, hizo un recorrido a hombros de los peñistas por todo el contorno de la plaza.

Más programación

Eso ocurría a raíz de la explosión del chupinazo, a eso de las 19.30, pero casi una hora antes, la plaza ya registró a sus primeros visitantes. "Es el día que más emoción me produce, por el ambiente, la primera bajada con la charanga, porque te reencuentras con gente... ", aseguró Rosa, con 40 años apuntada a Peña Solera. En el caso de Cristina, de Barcelona pero con raíces bilbilitanas, reconoció que es una ocasión que intentan no perderse nunca. "Siempre cogemos vacaciones para venir", dijo.

Este miércoles por la noche hubo 9 escenarios con actuaciones musicales, entre las que estuvieron varias orquestas, pinchadiscos, la Húngara o King África. Este jueves tendrá lugar por la tarde el primer festejo taurino en el Coso de Margarita con Manuel Escribano, Gonzalo Caballero e Imanol Sánchez y por la noche orquestas, tributos, pinchadiscos, o Los Chunguitos actuaron en el preludio de la romería a la ermita de San Roque.

Durante la jornada del martes, la del regreso del Vino de Honor con actuaciones como Perdiendo Los Papeles o Los Gandules, fuentes de Cruz Roja señalaron que solo se dieron dos incidencias leves: un traumatismo y una intoxicación etílica, que no necesitaron traslados a los centros hospitalarios.

Etiquetas
Comentarios